“Nunca volverás a ver a tu hija”: encerró a su niña en auto y la quemó viva

Luiggi Diaz
9 05 2019 | 12:21h

En Nueva York. Martin Pereria se separó de su expareja y libraron una batalla para la tenencia de Zoey, pero el decidió acabarlo todo de manera atroz.

Los viejos rencores de una expareja sentimental se transfirió a la disputa legal por la tenencia de su hija y fue esta última la que terminó llevándose la peor parte. Zoey, una niña de apenas tres años fue asesinada tras ser quemada viva al interior de un auto en Nueva York por su propio padre en venganza contra la madre por un problema de custodia.

Cherone Coleman, de 36 años de edad, y Martin Pereria, de 39 años, llevaban separados hace algunos meses. Ella se había llevado a vivir con ella a la hija de ambos. Sin embargo, ella decidió regular los tiempos de visita de él ya que afirmaba que últimamente se estaba volviendo demasiado violento.

PUEDES VER Hombre mata a su hijo de un mes porque perdió en videojuego

Por ello, una corte había determinado que el padre tendría acceso a visitar a la niña solo los fines de semana. Desde entonces Coleman había permitido que él se la llevara solo en una oportunidad, esta era la segunda vez y fue la última. “Debería haberla retenido y haber ido a la cárcel”, cuenta con amargura la mujer al Daily Mail.

Este domingo durante la mañana recibió la llamada de su expareja, quien le dijo con mucho enfado. “¿Tengo tu atención ahora, perr*? ¿Tengo tu atención ahora, perr*?. Nunca volverás a ver a tu hija”, recuerda escuchar la afligida madre.

Pereira cumplió su amenaza y esa misma noche estacionó su Audi en el cruce de la calles Baisley Boulevard y 155th Street.  Ahí encerró a Zoey en la maletera asegurando el seguro con una cadena para que la niña no escapara, roció gasolina en el vehículo y se sentó en los asientos traseros para prender el fuego.

PUEDES VER Cuerpo de una mujer fue hallado dentro de una maleta en la vía pública [VIDEO]

Una vez que las autoridades llegaron hasta allí, el hombre gritaba “Mi hija está en el auto”, mientras abrió la puerta y salió corriendo intentando aplacar el fuego. “Este tipo estaba completamente envuelto en llamas”, contó un testigo al New York Post.

“La única razón por la que lo encontraron fue porque una parte de su ropa estaba en llamas. Lo desnudaron hasta la ropa interior”, dijo una fuente de la policía de Nueva York al citado medio.

Horas previas al asesinato, el sujeto publicó en Facebook una serie de fotografías de él muy feliz junto a a su hija. También se observa que la llevó a visitar a su familia y salieron a lugares comerciales.

La niña fue rescatada, pero nada se pudo hacer hacer pues murió producto de las terribles heridas. Martin Pereria se encuentra en un hospital recuperándose de las quemaduras de segundo y tercer grado que se ocasionó al incendiar su vehículo con él también adentro. Será juzgado por la justicia de los Estados Unidos por el crimen de la pequeña Zoey.

Estados Unidos

Video Recomendado