Hombre es arrestado por negarse a quitar de su auto sticker obsceno

Nicol Leon
2019 M05 9 | 16:09 h

La pegatina que el sujeto no quiso retirar de su auto contenía un mensaje prohibido en Florida, Estados Unidos. Usuarios de Facebook opinaron sobre el tema.

Dillion Shane Webb de 23 años fue detenido en Florida, Estados Unidos, por negarse a quitar de su vehículo un sticker que contenía una imagen obscena. "I Eat Ass" es el mensaje que se lee en la pegatina del joven camionero que fue detenido el pasado domingo por un agente del condado de Columbia.

El hecho generó debate en Facebook, pues algunas personas consideran que el arresto de Shane Webb es una violación de los derechos constitucionales. "Un hombre fue detenido por una pegatina divertida, evidentemente CCSO (siglas de la oficina del alguacil) no tiene sentido del humor", escribió un usuario de Facebook en la cuenta de la entidad policial.

PUEDES VER Fiscalía pide otra vez prisión para exgobernador de Tacna

El 23 de mayo, Shane deberá acudir a la corte para defenderse de la acusación de posesión de material obsceno. También tiene que afrontar una acusación por resistencia a la autoridad, ya que ignoró la orden de los policías.

Según Efe, cuando la policía se le acercó, el hombre empezó a discutir con las autoridades porque se negó a retirar el sticker. Antes de que esto ocurriera, Shane se encontraba manejando su camión por una autopista dejando ver en la parte trasera de su vehículo la obscena pegatina.

Los agentes le informaron que colocar un sticker como el que él pegó en su camión viola la ley estatal 847.011. Esta norma se refiere a la posesión y distribución de material obsceno. Pero el joven hizo caso omiso asegurando que "son solo palabras".

PUEDES VER Juez de Cusco resuelve en minutos juicios de mujeres víctimas de violencia

La policía respondió preguntándole qué podría decir un padre si su hijo le pregunta por el significado del mensaje. El joven respondió que "eso le corresponde al padre". Después de la discusión, las autoridades le entregaron una citación judicial, fotografiaron la pegatina y le pidieron a Webb que tachara la frase.

El joven se negó, por lo que fue detenido y conducido a la oficina del alguacil en un coche patrulla. Posteriormente, fue liberado.