Trump observa "muy seriamente" el lanzamiento de misiles de Corea del Norte

La República
9 May. 2019 | 13:50h

Tras los lanzamientos de este jueves, desde la Cadsa Blanca, Donald Trump enfatizó: "Nadie está contento con eso".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el jueves que está observando el lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte "muy seriamente" y deploró este paso dado por Pyongyang.

"Lo estamos viendo muy seriamente en este momento. Eran misiles más pequeños, misiles de corto alcance. Nadie está contento con eso", dijo Donald Trump a periodistas en la Casa Blanca.

PUEDES VER Kim apoya a Maduro: Corea del Norte denuncia "tentativa de golpe de Estado" en Venezuela

Corea del Norte disparó al menos dos proyectiles no identificados, según informó su ejército este jueves. 

Medios estatales de Corea del Norte informaron que los lanzamientos realizados el sábado formaban parte de un “simulacro de ataque” para “verificar la capacidad operativa de lanzadores de cohetes múltiples de gran calibre de largo alcance y armas guiadas tácticas”.

Pyongyang describió los lanzamientos como “rutinarios y de autodefensa” en la naturaleza.

Pero algunos expertos en armas que analizaron las imágenes del lanzamiento lanzado por Corea del Norte dicen que Pyongyang pudo haber probado un nuevo tipo más avanzado de misil balístico de corto alcance, el tipo de arma que en teoría podría llevar una ojiva nuclear.

Michael Elleman, un experto en defensa de misiles en el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, escribió en un artículo para el sitio de especialidades norcoreanas 38 North que el arma tenía similitudes con un misil balístico ruso llamado Iskander.

Más allá de lo que se disparó, a los analistas les preocupa que un aumento en las pruebas de armas de los norcoreanos pueda afectar las negociaciones nucleares con Estados Unidos y Corea del Sur. Las conversaciones entre los tres países han estado detenidas desde que una reunión en febrero entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, terminó abruptamente y sin un acuerdo.