¿Cómo logró este apuesto joven extirparse los genitales en su propia casa y por qué?

Luiggi Diaz
h

Trent Gates reveló todo el proceso que pasó para poder retirarse los órganos sexuales con los que nació. Sin embargo, no lo hizo para sentirse mujer.

En Estados Unidos, un joven de 23 años ha causado sorpresa tras contar su historia sobre cómo logró cercenarse los genitales y el pene con métodos bastantes rudimentarios en su propia casa.

Trent Gates, actualmente residente en la ciudad de Washington DC, concedió una entrevista a un medio británico en el que cuenta el proceso, el cual tuvo dos fases, para lograr sentirse bien con su propio cuerpo y al fin ser una persona ‘nula’.

PUEDES VER Chico trans confesó haber sido golpeado y ultrajado por tres hombres [VIDEO]

Todo comenzó en abril del 2016, aquella vez el muchacho se cortó los testículos en su departamento con un cuchillo de cerámica y tardó un mes en recuperarse. Para no sentir dolor adormeció la zona con agua helada y tomó algunos analgésicos.

La siguiente etapa lo concretaría en diciembre de ese mismo año en el cuarto de un hospedaje ubicado en el estado de Carolina de Norte. El procedimiento se llevó a cabo casi igual, pero esta vez se cercenó el pene. La diferencia fue que se tuvo que colocar un catéter por algunos días por donde salía la orina.

Gates logró el apoyo de una persona bastante cercana a él que se comprometió a ayudarlo en caso requiriera asistencia médica. Si bien en ambas oportunidades nada pasó a mayores, el joven tuvo que ser llevado las dos veces en una ambulancia hasta un centro de salud para que le cosieran la zona herida y le recetaran la medicación necesaria para su recuperación.

PUEDES VER Condenan a padre por violencia familiar porque trataba como niña a hijo transgénero

“Utilicé un cuchillo de cerámica porque es más afilado que el acero y menos doloroso. Lo desinfecté con alcohol y tomé todas las precauciones. No tuve ninguna infección. Fui al hospital justo después. Honestamente, no tuve ningún problema con el dolor. Usé un poco de analgésicos, un poco de lidocaína y tomé cinco miligramos de oxicodona que me recetaron cuando me extirpé los testículos”, narró el joven a Metro News.

El joven también cuenta que guardó por unos días su pene en el congelador de su casa, pero tuvo que deshacerse de él luego de tener algunos problemas por ese tema con su madre.

¿Por qué lo hizo?

Es muy común pensar que toda persona que practica la mutilación de sus genitales y pene lo hace para poder cambiar de sexo, pero Gates no lo entiende así. En realidad, él no se siente hombre, pero tampoco mujer, se autodefine como una persona no binaria que se siente atraída por el sexo masculino. Para ello vio necesario quitarse los órganos sexuales.

PUEDES VER Echan a pareja gay de centro comercial porque "iban agarrados de la mano"

“Realmente no lo sentía parte de mí. Estaba en la línea de ser transgénero, pero no del todo. No tengo deseos de ser mujer. Es una especie de punto medio entre los dos, un andrógino”, cuenta Gates, quien tras concluir ambas etapas buscó asistencia mental para asimilar su modificación corporal.

Si bien siempre sintió esta necesidad de cambio, no fue sino hasta que vio las fotos de una persona en internet que se hizo lo mismo para finalmente decidirse. Se informó un poco más sobre el tema y lo concretó por su cuenta. Hasta el día de hoy no se arrepiente y dice que tras su cambio logró superar la depresión que lo aquejaba desde la secundaria.

PUEDES VER "Creo que sí es compatible ser homosexual y católico", asegura miembro de hermandad [VIDEO]

“Me siento más feliz. Me siento más yo. En cierto sentido me siento más libre. Es un poco difícil de describirlo”, indica.

Él tiene la aceptación de su familia, incluso de sus abuelos y bisabuelos, y de su actual novio. No obstante, ha decidido ocultarle el tema sobre la nulificación genital a sus hermanos menores, pues sabe que quizás para ellos aún les puede costar entenderlo.

Respecto a su vida sexual, Gates afirma que notó un cambio sustancial, pues ahora lo disfruta mucho más y la calidad de sus orgasmos han mejorado. “La primera vez que tuve sexo después de la extirpación casi me desmayé (…) fue tan intenso”, dijo al citado medio.