Israel niega haber dado muerte a bebé, en Palestina dicen que lo hizo

Carlos Paucar
5 May. 2019 | 21:22h

La bebé de 14 meses de edad, Seba Abu Arar, murió por una explosión, junto a Falastin Abu Arar (37). Se pensaba que era ésta era su madre, pero después se aclaró en Gaza que era un familiar.

Cruce de versiones. Mientras las Fuerzas Armadas de Israel negaron haber matado en un ataque a una palestina embarazada y a una bebé pequeña, culpando a la organización palestina Hamás de sus muertes, el ministerio de Sanidad de Gaza sostuvo lo contrario.

"La madre y la niña que aseguran en Gaza que murieron en un ataque (israelí) fueron asesinadas por el uso de armas por parte de Hamás", dijo, sin más detalles, el portavoz militar Ronen Manelis en Twitter, asegurando que la acusación es "propaganda".

En cambio, el ministerio de Sanidad de Gaza dijo que la palestina Falastin Abu Arar, de 37 años, y la pequeña Seba Abu Arar, de 14 meses, murieron en un bombardeo israelí.

Según una fuente, Seba murió en el bombardeo y Falastin Abu Arar, que estaba embarazada, sucumbió poco después a las heridas causadas por un ataque aéreo contra una infraestructura militar cerca de su vivienda en el este de la ciudad de Gaza.

Horas más tarde, el padre de la bebé de 14 meses, Mahmud Abu Arar, de 31 años, dijo que Falastin Abu Arar era la esposa embarazada de su hermano, y tía de la niña muerta. Explicó que el error pudo deberse al lazo familiar.

La madre de Saba, Racha, se divorció de Mahmud Abu Arar y no vivía en la casa familiar.

"Hubo una explosión y un cohete al mismo tiempo", lanzado por un dron israelí, dijo Mahmud Abu Arar. "Las mujeres y los niños, todos los miembros de la familia Abu Arar, mis hijos y sus hijos, se reunieron en un lugar cerca de la casa", dijo.

El ejército israelí dijo que la información del ministerio de Gaza era "propaganda de las organizaciones terroristas en todo su esplendor".

Otro portavoz militar israelí, Jonathan Conricus, dijo a la prensa que, basándose en la información de inteligencia de que disponían, estaban "seguros" de que la señora y la niña no murieron por un acción israelí.

"Su desgraciada muerte no fue el resultado de armamento (israelí), sino de un cohete de Hamás que estalló donde no debía", explicó.

También en Israel, una mujer de unos 50 años quedó herida de gravedad por el impacto de un cohete.

Las autoridades israelíes han pedido a la población que sigan las instrucciones de seguridad, acudan a los refugios si escuchan las alarmas y se mantengan en lugares seguros y han cerrado lugares públicos cerca de la franja o bloqueado carreteras.

La escalada iniciada el sábado se tradujo en el lanzamiento de centenares de cohetes palestinos desde Gaza, según datos israelíes.

Israel por su parte respondió con bombardeos aéreos y de tanques, aunque afirma que tuvieron como blanco solamente objetivos militares.