Enfermera adopta a bebé con enfermedad en el corazón luego de cuidarlo

Jhoselyn Valdez
h

Los padres del pequeño Blaze dieron en adopción a su bebé porque no podían pagar el tratamiento para que se cure de una enfermedad al corazón. Una enfermera lo conoció y su vida cambió por completo.

Una enfermera del Hospital Infantil OSF de Illinois en Estados Unidos adoptó a un bebé que padece una enfermedad cardiaca. La historia de amor, a una semana del Día de la Madre, conmueve al mundo entero.

Angela Farnan es una enfermera que trabaja, desde hace 32 años, en la unidad de cuidados intensivos pediátricos y neonatales en un hospital de Estados Unidos; sin embargo, nunca imaginó que su vida cambiaría con la llegada del pequeño Blaze.

PUEDES VER: Bebés alimentados con fórmula tienen mayor riesgo de padecer obesidad, según OMS

El bebé llegó al hospital el pasado 30 de mayo de 2017 y le diagnosticaron síndrome de corazón izquierdo hipoplásico, una enfermedad cardiaca de nacimiento que hace que este órgano no se desarrolle de forma normal durante las primeras ocho semanas de embarazo.

Esta enfermedad congénita hace que el lado izquierdo del corazón sea demasiado pequeño. Su tratamiento requiere al menos tres operaciones complejas, con una tasa de mortalidad alta y que deja al paciente en cuidados intensivos.

En Estados Unidos, si una familia no puede proporcionar los cuidados intensivos y tratamiento, el bebé se queda en el hospital o un centro de acogida. Eso ocurrió con el pequeño Blaze, cuya familia no contaba con recursos para afrontar su tratamiento y lo ofrecieron en custodia temporal a Angela Farnan.

Al poco tiempo de casarse, Angela descubrió que no podía tener hijos. Por ello, más allá de cumplir con su deber, desde el primer momento en que ingresaron al bebé se encargó de cuidarlo hasta que mejoró su estado de salud. Durante el tiempo de acogida, la enfermera se mantuvo siempre en contacto con la familia de Blaze.

PUEDES VER: OMS: Niños menores de 5 años no deben pasar más de una hora frente a las pantallas

Luego de una segunda operación al corazón al que fue sometido Blaze en marzo de 2018, la familia del bebé le propuso a Angela y su esposo que lo adoptaran para ofrecerle una vida mejor. Ambos aceptaron de inmediato.

“Nos miramos y dijimos: “¿Puedes creerlo? Va a ser nuestro”, contaron los nuevos padres del bebé en diálogo con Good Morning América.

El pasado 8 de junio de 2018 formalizaron los trámites de adopción y finalmente, Angela Farnan y su esposo se convirtieron en los padres de Blaze.  Ambos aseguraron que ese día fue "muy emotivo", pues ambos se habían enamorado del bebé

“No puedo describir el sentimiento de convertirme en padre por primera vez. Fue uno de los mejores días de nuestras vidas”, sostuvo el esposo de Farnan.

La enfermera afirmó que el bebé que padecía un mal cardiaco, ahora se encuentra bien de salud e incluso, le encanta bailar las canciones de Baby Shark.