Conozca al ‘primo lejano’ del Homo Sapiens que habitó la Tierra hace millones de años

Rafael Montoro
5 05 2019 | 02:54h

Los científicos pudieron extraer antiguas proteínas de un molar presente aún en la mandíbula del Hombre de Denisova, ‘primo lejano’ del Homo Sapiens.

Científicos sorprendidos. Un reciente estudio ha revelado la fisonomia del ‘primo lejano’ del Homo Sapiens. Se trata del Hombre de Denisova, quien tiene una mandíbula robusta con grandes dientes. Este resto fósil fue hallado en una cueva a 3,300 metros de altitud.

Al estudiar el fósil, los investigadores determinaron que esta especie vivió en la meseta tibetana hace 160.000 años y estuvo presente en el sur de Siberia como en China.   

PUEDES VER Científicos alertan sobre la llegada de la sexta extinción masiva de animales en el mundo

La especie que ha sido emparentada con el Neandertal tiene un antecedente. En el 2010 ha sido identificada gracias al análisis del ADN de un pequeño hueso de dedo hallado en la cueva de Denisova, en las montañas de Altai (Rusia).

Hace unos días, los científicos declararon a la revista Nature respecto a la adaptación del Hombre de Denisova al ambiente. “Este primo lejano del Homo Sapiens ya estaba adaptado a las grandes alturas mucho antes de la llegada del hombre moderno a esta región”, señalaron.

El equipo de Jean-Jacques Hublin del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig (Alemania) pudo extraer antiguas proteínas de un molar presente aún en la mandíbula del Hombre de Denisova. En este hallazgo los científicos prescindieron de su ADN.

PUEDES VER Argentina: descubren cementerio de dinosaurios de hace 220 millones de años [FOTOS]

El paleoantropólogo Jean-Jacques Hublin declaró a la AFP respecto al probable encuentro entre el Homo Sapiens y el Hombre de Denisova. "Para que nuestro ancestro Homo Sapiens, en su camino a la colonización de Australia, haya conocido a estos denisovanos, era necesario que existieran en otros lugares además de Altai, probablemente en una gran parte de Asia continental", indicó.

Según los investigadores, el fósil proviene de la cueva de Baishiya, un santuario budista en Xiahe, en la provincia china de Gansu.

PUEDES VER Científicos buscan clonar sorprendente especie de caballo extinta hace 42 000 años

A finales de 2018, un estudio de Science demostró la presencia de humanos a gran altitud en la meseta tibetana. Por lo tanto, los denisovanos se adaptaron a un entorno con poco oxígeno mucho antes de la llegada del Homo Sapiens a la región. Los fósiles tienen una antigüedad de 40.000 años aproximadamente.

Cabe mencionar que los habitantes actuales del Tibet y de las regiones de alrededor poseen un poco de ADN denisovano que les permite respirar a gran altitud.

Video recomendado