La asesinaron pero hicieron creer que seguía viva subiendo su foto a Instagram

Nicol Leon
3 May. 2019 | 15:41h

En México, familiares de la mujer denunciaron su desaparición, pero autoridades no quisieron tomarla porque aseguraban que iba a volver a casa, pues una foto de su Instagram indicaba que había acudido a una fiesta.

El cuerpo de Luz Adriana Castillo de 19 años fue encontrado en Coyoacán, México, el 8 de abril de 2017, pero las autoridades notificaron este hecho a la familia veinte días después porque la última fotografía de su Instagram hacía parecer que la joven se había ido a una fiesta.

Sin embargo, esta imagen había sido publicada por los responsables de la muerte de Castillo para dar pistas falsas sobre el paradero de la joven, quien acababa de culminar un curso para entrar a la universidad y estaba tramitando su ingreso a la Facultad de Veterinaria. Tenía seis perros, un gato y dos cuyos.

PUEDES VER Arrestan a mujer que asesinó a su vecina porque la botó de fiesta a la que se coló

La última vez que la vieron fue el 31 de marzo de ese año y su último rastro fue la fotografía de su Instagram en la que solo se ve su boca y barbilla. En la leyenda se lee "necesito más fiestas como esta". Este indicio fue descrito por los padres cuando fueron a poner la denuncia a la comisaría.

Pero las autoridades no lo consideraron porque, según ellos, se trataba de una pista de que Luz Adriana se había ido con sus amigos, por lo que solo debían esperarla. Para la familia, esta respuesta quería decir que, según la justicia, ella estaba no habido porque "se había escapado con el novio" o "se fue a divertir sola".

Posteriormente, los comisarios tomaron en cuenta que su novio fue la última persona que la vio con vida. Descubrieron que, después de que comiera con la víctima, tuvieron una pelea porque él había recibido un mensaje de otra chica.

PUEDES VER La Molina: Cuerpos hallados tras incendio presentan impactos de bala [VIDEO]

Llevaban dos años juntos, pero terminaron su relación por algunos problemas. Los padres de Luz Adriana no sabían que se habían reconciliado. El 26 de abril, las autoridades llamaron a los familiares de la mujer desaparecida para alertarles que encontraron un cuerpo que podría ser el de su hija.

El cadáver estaba descompuesto e irreconocible, pero la ropa, el cinturón y las botas con las que fue encontrado, revelaron que se trata del cuerpo de la joven. Los forenses concluyeron que había sido asesinada por golpes en el pecho y la cabeza.

El cuerpo de Luz Adriana había sido encontrado en la calle ocho días después de que sus padre quisieron reportar su desaparición, pero la notificación les llegó tres semanas después. Por la hora en que se publicó la fotografía en su Instagram, se deduce que sus asesinos capturaron la imagen cuando ya estaba muerta.