Niño muere por quemaduras mientras se grababa imitando a Bad Bunny

Nicol Leon
3 May. 2019 | 10:07h

Sucedió en Puerto Rico mientras el niño interpretaba el videoclip "La Romana" de Bad Bunny. Lo acompañaban sus dos pequeñas primas, quienes se encuentran heridas.

El pasado 14 de abril, Franklin Mieses de 7 años sufrió graves quemaduras por imitar una escena del videoclip 'La Romana' de Bad Bunny donde se ve al famoso cantante rodeado de fuego. El médico que lo atendió anunció el último martes que el menor murió porque sus heridas de segundo y tercer grado cubrían el 60% de su cuerpo.

Andrés Nieves, director de la Unidad de Quemados del hospital infantil Robert Reid Cabral, informó que las primas del Mieses, Angeli Mora, de 14 años, y Perla Masiel mora, de 11, quienes lo acompañaban en la grabación, están "relativamente estables" dentro de su cuadro de gravedad.

PUEDES VER Cisterna explota y deja a trabajador con 90% de su cuerpo quemado en Chiclayo [VIDEO]

Añadió que el hospital donde se encuentran espera la pronta recuperación de ambas menores para estudiar la posibilidad de enviarlas a un hospital pediátrico de Boston, en Estados Unidos. "El niño murió este martes en horas de la noche debido a que sus quemaduras eran muy, muy graves, desde que recibimos a los tres el 14 de abril", dijo Nieves.

El doctor lamentó la muerte de Mieses y el estado de salud en el que se encuentran sus dos primas. Por ello, alertó a las familias a que se mantengan al cuidado de sus hijos para que este caso no vuelva a repetirse. Según informó el hospital de Santo Domingo, la tragedia aconteció porque los menores intentaban imitar a Bad Bunny en su video 'La Romana'.

"Este tipo de lesiones tienden a ser muy delicadas para su curación, debido a la extensión y profundidad de las quemaduras; la destrucción de los tejidos es mayor, es algo muy lamentable", explicó el médico.

PUEDES VER Médico contagió de VIH a 65 niños por inyectarles con una misma jeringa

En el video de la canción conocida también como 'Fuego, fuego', se ve al cantante puertorriqueño junto al artista El Alfa bailando en medio de una superficie en llamas. Para recrear esta escena, los niños rociaron materiales inflamables en varios puntos de una calle del sector El Tamarindo y prendieron el fuego.