Cinco de los 37 ejecutados en Arabia Saudita eran homosexuales

La República
27 04 2019 | 08:56h

Informes judiciales publicados esta semana demuestran que algunos ejecutados manifestaron su inocencia. La homosexualidad es ilegal en Arabia Saudita, y se castiga con pena de muerte. 

Cinco de los 37 ejecutados esta semana por el gobierno de Arabia Saudita por delitos relacionados con el terrorismo eran homosexuales, según diversos informes judiciales revelados por la CNN.

A través de un comunicado, la agencia saudí dijo que los asesinatos de este martes surgieron por “adoptar ideologías terroristas extremistas y formar células terroristas para corromper y perturbar la seguridad, así como propagar el caos y provocar conflictos sectarios”.

PUEDES VER Arabia Saudita ejecuta a 37 acusados por terrorismo: uno de ellos fue crucificado

Esta ejecución representa uno de los grupos más numerosos desde 2016, cuando hubo otra ejecución masiva de 47 personas. 

Varios de los casos, que involucraron a los convictos, se centran en Awamiya, la ciudad chiíta en la provincia oriental del país, donde se originaron las protestas de la Primavera Árabe en 2011.

El procesamiento de los hombres se basó en gran medida en las confesiones, de acuerdo con los documentos judiciales vistos por CNN. Catorce acusados de unirse a una célula terrorista negaron los cargos.

En conjunto, las confesiones atribuidas a ellos pintan un cuadro detallado de un grupo de jóvenes activistas que coordinaron los disturbios, organizaron propaganda antigubernamental y, a veces, tuvieron relaciones sexuales.

Según detalla CNN, uno de los ejecutados admitió haber tenido intimidad con cuatro de los otros hombres en juicio. La homosexualidad es ilegal en Arabia Saudita y se adhiere a una interpretación estricta de la ley Sharia.

PUEDES VER Estados Unidos amenaza con sanciones a todo país que compre petróleo a Irán

“Dijo que hizo todo esto porque pertenecía a la secta chiíta y porque estaba en contra de la secta sunita, y debido a su odio por el estado y sus hombres y sus fuerzas de seguridad”, dijo el informe de la corte.

El convicto también había negado los cargos en su contra, y su abogado dijo que el interrogador “inventó” la confesión.

Ejecutados en Arabia Saudita manifestaron su inocencia 

Dos de los decapitados tenían solo 16 y 17 años cuando fueron arrestados en Arabia Saudita. Mujtaba al-Sweikat, entonces de 17 años, fue severamente golpeado en todo el cuerpo, incluso en las plantas de los pies, antes de "confesar" los delitos, incluida la asistencia a las protestas en 2012.

Conforme al derecho internacional, está estrictamente prohibido matar a cualquier persona menor de 18 años en el momento del crimen.

La organización benéfica de derechos humanos Reprieve dijo que al-Hawaj fue golpeado, torturado con electricidad y encadenado con las manos por encima de la cabeza hasta que "confesó" sus delitos.

Otra víctima, Hussein Mohammed al-Musallam, dijo en el tribunal: "Nada en estas confesiones dice lo correcto, no puedo probar que me obligaron a hacerlo". 

La noticia de las ejecuciones masivas se produjo en vísperas de una importante conferencia de negocios en Riyadh, pero no impidió que asistieran algunos de los nombres más importantes de la banca y las finanzas.

En los últimos años, el príncipe heredero ordenó acorralar decenas de activistas, clérigos de alto perfil, analistas, empresarios y príncipes, así como defensores de derechos de las mujeres, que presuntamente fueron torturados y que las autoridades acusan de “contacto sospechoso” con entidades extranjeras.

Video recomendado