LO ÚLTIMO - Ministerio del Interior evalúa plantear declaratoria de emergencia en Lima

El temible ascenso de Vox: Sánchez advierte de una sorpresa de la extrema derecha

La Republica
Estefany Lujan

Riesgo. El partido ultranacionalista Vox amenaza con obtener muchos más votos de lo esperado en las elecciones en España. Sus ideales antiinmigratorios y contra la autonomía de Cataluña calaron.

El partido ultranacionalista Vox es la gran sorpresa de las elecciones en España. Van contra la derogación del derecho al aborto por todas sus causales y contra las leyes de violencia de género. También se oponen al matrimonio homosexual y a la eutanasia en todos sus supuestos. Los analistas políticos le otorgan un alcance de al menos 30 escaños en la Cámara de Diputados, pero muchos advierten que podría lograr mayor cantidad de puestos en el futuro gobierno. Incluso el presidente saliente Pedro Sánchez teme tal panorama.

Pedro Sánchez, advirtió el viernes que el emergente partido de extrema derecha Vox puede obtener en las elecciones del domingo un mejor resultado al pronosticado por las encuestas, como ocurrió en Finlandia.

PUEDES VER: Ultraderechistas de VOX señalan que América debe agradecer a España por llevar “civilización”

En diálogo con La República, el politólogo Bruno de Ayala Bellido señaló que lo mínimo que puede obtener Vox en la Cámara de Diputados son unos 30 escaños. Sin embargo, también advirtió que muchos auguran que pueden lograr la presencia de hasta 70 u 80 diputados por el famoso voto oculto. "Sería una sorpresa total", dijo.

"[Los de Vox] son tradicionalistas, su voto es un voto rural, en España se practica la tauromaquia y la caza, son costumbres muy arraigadas. Hay un público rural que está muy metido en eso, versus la propuesta progresista que quiere cancelar ambas prácticas por el tema de la defensa de animales. Al levantar esa bandera tienen un voto duro", explicó Ayala acerca del porqué del ascenso de este partido de derecha radical.

También señaló que una de las razones para el surgimiento de VOX  se dio por la frontalidad a la independencia de Cataluña. "Ellos tomaron la bandera y se enfrentaron a los independentistas, encabezaron esta ‘lucha’ mientras los demás partidos miraban hacia otro lado", aseveró.

La agrupación de extrema derecha Verdaderos Finlandeses casi duplicó sus escaños en el Parlamento en las elecciones del 14 de abril, y fue solo superada por los socialdemócratas por una mínima diferencia.

PUEDES VER: España cerró la polarizada campaña electoral

El riesgo real del ascenso de Vox

En las elecciones legislativas de este domingo en España los sondeos prevén que Vox, que removió el tablero político al obtener en diciembre 11% de los votos en la región de Andalucía, entre al Congreso de los Diputados por primera vez, en quinta posición.

Pero el socialista Sánchez alertó de la posibilidad de que Vox tenga un mejor resultado: "Hay un riesgo real, cierto".

"Aquí nadie daba un duro [nada] porque en Finlandia la ultraderecha fuese de pasar de quinta posición a segunda posición", señaló Sánchez a la radio Cadena SER.

Apenas unos meses atrás, Verdaderos Finlandeses renqueaba en las encuestas, pero escaló con un discurso antiinmigración. Los socialdemócratas terminaron ganando por tan solo 7.600 votos.

"Al final el voto cuenta", destacó Sánchez.

PUEDES VER: Pedro Sánchez, malabarista que busca estabilizarse en el poder [FOTOS]

El resultado de la extrema derecha en Finlandia encendió las alarmas en Europa, donde los movimientos populistas han ganado terreno, como en Francia, Alemania o Italia.

Por lo pronto, los sondeos predicen una victoria de los socialistas, pero sin mayoría para gobernar en solitario.

Y auguran poco probable una mayoría de derechas que incluya a Vox.

Pero en Andalucía las encuestas subestimaron el resultado de la extrema derecha y su respaldo fue clave para llevar al poder en ese feudo socialista a una coalición de los conservadores del Partido Popular y el centroderecha de Ciudadanos.

La preocupación es que esa alianza se pueda repetir a nivel nacional.

"Esto ya no es una cuestión de izquierda o derecha, nos estamos jugando el que la ultraderecha influya en la acción del gobierno de España", añadió Sánchez.

Fuente: AFP