Notre Dame: sigue en pie la catedral de París [FOTOS]

Irene Ignacio
h

Pese a que el pináculo de Notre Dame se cayó, su estructura está a salvo. Por eso, el presidente francés prometió que la catedral de París sería reconstruida en cinco años, aún “más bella”. 

 

La catedral Notre Dame está a la espera de ser reconstruida. Sin embargo, el panorama sobre la situación del símbolo religioso y cultural de Francia es desalentador. La armadura, el tejado y una parte de la bóveda fueron destruidas por el incendio en la iglesia.

Ver Notre Dame EN VIVO tras incendio en la catedral de París

Este lunes en horas de la tarde se reportó el incendio en Notre Dame. Lenguas de fuego devoraban la parte superior de la iglesia en París, el corazón de Francia. Las llamas envolvieron “la aguja” de 93 metros de alto y acabaron con ella.

El humo se veía a los lejos y los parisinos no sabían cuando terminaría el incendio en Notre Dame. Tuvieron que pasar doce horas para que el fuego fuera controlado. Durante la mañana del martes, el día siguiente a la tragedia en París, se reportó que el incendio había terminado.

El himno francés había acompañado a los bomberos durante la jornada del monumento emblemático. A pesar del empeño, el incendio acabó con el techo de madera que medía más de 100 metros de longitud, bautizado como ‘el bosque’, debido a la gran cantidad de vigas que se habían utilizado en su construcción.

La catedral de Notre Dame, que acompaña a París desde la Edad Media, que sobrevivió a dos guerras mundiales y a la Revolución francesa, aún mantiene su estructura.

El monumento parisino, incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, recibía la visita de unos 14 millones de turistas. “Nuestra Señora de París”, escrita por Víctor Hugo, fue un homenaje hacia Notre Dame y a la vez, un desesperado pedido para salvarla.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, prometió que la catedral Notre Dame sería reconstruida en cinco años. Sin embargo, tras estar expuesta durante más de doce horas a las lenguas de fuego, se ha perdido la aguja de la iglesia y el gallo que la decoraba. Además, el gran órgano, perteneciente al siglo XV, resultó dañado.