Científicos buscan clonar sorprendente especie de caballo extinta hace 42 000 años

Jose Senepo
h

Una misión de científicos de Rusia y Corea del Sur buscan clonar también la especie de mamut lanudos que se extinguieron hace miles de años.

Un hallazgo científico está a punto de traer a la vida a una especie de caballo extinta hace 42 000 años. Se trata de la cría de un equino que se conservó en perfectas condiciones y cuya sangre se ha convertido en la muestra más antigua jamás encontrada en el mundo. 

Según recogió el portal The Siberian Post, un equipo de científicos de Rusia y Corea del Sur dirigidos por el experto Hwang Woo-suk confían en que la extracción de las células de los restos del animal permitirán clonar a la especie llamada lenskaya.

PUEDES VER Muere la última hembra conocida de una especie de tortugas en peligro de extinción [FOTOS]

Los mismos científicos son también quienes quieren regresar a la vida a la especie de mamuts lanudos cuyo material genético se conservó perfectamente en el permafrost, que es la capa del suelo permanentemente congelado que se encuentra en las regiones más frías del planeta.

La investigación se lleva a cabo en el ciudad de Yakutsk, considerada la más fría del planeta.

El Dr. Grigoryev, jefe del Museo Mammoth en Yakust, dijo que la autopsia realizada al potro de hace 42 000 años encontrado en Siberia determina que los órganos internos han sido “bellamente” conservados por la naturaleza.

The Siberian Time

Los restos bien conservados del equino extinto hace 42 000 años. The Siberian Time

Sin embargo, se trata de una cría de la especie de caballo lenskaya que solo vivió dos semanas debido a que murió ahogado.

“Nuestros estudios mostraron que en el momento de la muerte el potro tenía una o dos semanas de vida, por lo que recién nació", dijo el Dr. Grigoryev.

“Ahora podemos afirmar que este es el animal de la Edad de Hielo mejor conservado que se haya encontrado en el mundo”, dijo Grigoryev. Esto es algo que raro en algunos hallazgos científicos porque por lo general los descubrimientos no muestran restos completos.