Cada 13 horas deportan a un extranjero por delitos y analizan otros 1.800 casos

Rafael Montoro
h

Política migratoria. El Gobierno de Argentina expulsará a condenados, imputados en causas penales y acusados de infringir la Ley de Migraciones.

En el primer trimestre del año se han deportado a más de 156 personas, en Argentina. Esta misión fue realizado por la Dirección Nacional de Migraciones (DNM), que informó que la cifra equivale a una expulsión cada 13 horas.

En los últimos tres años, la cantidad creció vertiginosamente, a un ritmo del 43 %. Desde 2015 la cifra se triplicó: de 239 pasaron a 703 en 2018. Y este año podría ser récord. En la actualidad hay al menos 1.800 personas en condiciones de ser deportadas y sus casos ya están siendo analizados.

PUEDES VER Argentina sale de Unasur ante "crisis" y "desorden administrativo" 

De las 1.800 personas, 300 tienen el rótulo de extrañamiento, aplicada a personas condenadas que cumplieron la mitad de la pena en el país. Según fuentes de Migraciones, su expulsión se concretaría en los próximos meses.

Por infringir la Ley de Migraciones 25.871 o estar imputadas en una causa penal, las 1.500 personas podrán ser expulsadas. En estos casos, el organismo que depende del Ministerio del Interior puede dictar la expulsión, que se concreta cuando un juez ordena la "retención" de la persona, para que sea trasladada a su país de origen.

En el 2019, los que tuvieron el rótulo de extrañados fueron, mayormente, ciudadanos de nacionalidad  paraguaya (18), peruana (17), colombiana (16), boliviana (9) y uruguaya (5). En menor medida hubo brasileños, chilenos, turcos, estadounidenses, holandeses, entre otros países.

PUEDES VER Extraditable: A los 18 años, peruano transportó 254 kilos de droga en Argentina

Con respecto a los expulsados, los ciudadanos chinos lideran el ranking. En Migraciones dicen que los casos responden en su mayoría a "tráfico de personas". Luego, los países de la región son los que mayor cantidad de deportados tienen.

El director nacional de Migraciones, Horacio García, declaró a Clarín con respecto a las personas que vistan la Argentina. "Somos abiertos con quienes vienen a estudiar, trabajar y progresar pero restrictivos para los que vienen con otros fines", dijo García.

PUEDES VER “Me grabó a escondidas y me extorsionó”: presunto asesino niega feminicidio

Asimismo, el director manifestó que "desde el inicio de esta gestión radicamos a 700 mil personas. El sistema migratorio tiene que ser lógico, equilibrado y eficiente. Si no, siempre se habla de lo mismo, que 'no echan a nadie' o 'los que vienen son todos ladrones' y cuando mirás los números te das cuenta que no es así. Independientemente de que lo que estamos produciendo pueda ser mejorado".

Distintos funcionarios afirman que este endurecimiento de la política migratoria permitirá contrarrestar la crisis de sobrepoblación carcelaria y combatirá la inseguridad. La data de la realidad muestra que en los últimos años, a pesar del aumento de las deportaciones, el delito siguió en crecimiento. Y las cárceles, en su mayoría, están hiperpobladas de argentinos.