Vaticano muestra al mundo la escalera que subió Jesús cuando fue juzgado por Pilatos

Irene Ignacio
h

En tres siglos, es la primera vez que el Vaticano exhibe la escalera de mármol que utilizó Jesús de Nazaret durante el juicio que le hizo Poncio Pilatos.

En el Vaticano, Roma, los fieles transitan de rodillas por 28 peldaños de mármol, la llamada “escalera santa”. De acuerdo a la Iglesia católica, esta es la misma por la que ascendió Jesús de Nazaret cuando enfrentó el juicio que le realizó Poncio Pilatos.

Si bien la “escalera santa” es visitada con regularidad, lo llamativo del caso es que, por primera vez en tres siglos, este objeto de mármol será mostrado por el Vaticano sin la madera que usualmente lo recubre.

PUEDES VER Vaticano recibe por primera vez a representantes de grupos LGTB

Por su parte, el religioso a cargo del Pontificio Santuario de la Escalera Santa, Francesco Guerra, manifestó que, de esta manera, los fieles que visitaran el lugar ubicado en la Ciudad del Vaticano, Roma, tendrían la oportunidad de “tocar el mármol que el mismo Jesús pisó en el palacio del pretorio donde fue juzgado por Poncio Pilatos”, recogió Infobae.

La escalera hecha del material mármol tiene 28 escalones y fue trasladado desde Jerusalén a Roma durante el reinado del emperador Constantino, según una leyenda transmitida de generación en generación. En 1723 fue cubierta con madera, a fin de poder conservarla y protegerla del paso del tiempo. En 1950 se le realizó una limpieza, por lo que los tablones fueron eliminados y reemplazados.

Entre las cosas que encontraron los restauradores cuando quitaron los tablones de madera que protegían las escaleras de mármol ubicada en el Vaticano, encontraron votos dejados por peregrinos, monedas y dos cruces que supuestamente marcaron el lugar donde se paró Jesús de Nazaret.

A pesar de la fe de los miembros de la Iglesia católica, no está comprobado que esta escalera de mármol se a la misma por la que subió Jesús cuando se presentó ante Poncio Pilatos. De todas maneras, estará abierta al público que visite el Vaticano, en Roma, durante dos meses.