“Me grabó a escondidas y me extorsionó”: presunto asesino niega feminicidio

Irene Ignacio
h

Carlos Daniel Vargas aseguró que la víctima lo chantajeó con mostrarle una grabación a su esposa, durante el juicio que se le sigue en Argentina por asesinato.

Indignación en Argentina. Hace una semana, se hizo viral un video en el que un hombre salía de un departamento fingiendo conversar con la inquilina, Antonella Bernhardt. El motivo por el que una grabación, aparentemente trivial, fue compartida, se debía a que esa mujer fue encontrada muerta. El varón que aparecía en las imágenes era el asesino.

Cristian Daniel Vargas no pudo escapar fácilmente. La vecina de Antonela Rocío Berhardt lo grabó cuando se iba, le quitó las llaves del cuarto e ingresó al cuarto de la joven. Allí la encontró muerta. Rápidamente dio aviso a la policía de Argentina. Los efectivos policiales llegaron y, con el video, pudieron capturarlo.

PUEDES VER Hombre mató a su novia, luego simuló que ella estaba viva ante sus vecinos a fin de huir

En Argentina, los medios locales reportaron que Carlos Daniel Vargas era pareja de Antonela Rocío Berhardt. El presunto feminicida la degolló al interior de su cuarto, ubicado en el barrio El Brete de Posadas.

Por el momento, el presunto asesino niega que haya sido pareja de la víctima. De comprobarse una relación amorosa entre los dos, Carlos Daniel Vargas podría enfrentarse a la cadena perpetua por el cargo de feminicidio.

El Poder Judicial de Argentina considera que las claves del caso se encuentran en el celular de la víctima.

Según Carlos Daniel Vargas, él contactó con Antonela Rocío Berhardt para que ella sirviera como modelo para fotografías de carácter erótico. Finalmente, terminaron teniendo relaciones sexuales, según el testimonio del homicida, y ella grabó el momento sin su consentimiento. "Me ofreció sexo oral, me grabó a escondidas y me extorsionó. Lo que pasó después fue un accidente", aseguró según Diario de Cuyo. Ella, supuestamente, lo chantajeó diciéndole que iba a enviar las imágenes a la esposa de él. El hombre le quitó el teléfono móvil pero ella trajo un cuchillo. Forcejearon y él clavó el arma en el cuello.

Sin embargo, los investigadores de Argentina no creen en la versión del presunto feminicida. Según los peritos, el tipo de herida resulta imposible si la víctima hubiera tenido el cuchillo en la mano. Además, en el cuarto no se encontró el dinero que, de acuerdo al testimonio del homicida, le dio a Antonela Rocío Berhardt por las supuestas fotos eróticas. La Justicia considera que ellos habrían sido amantes.