WikiLeaks y el ‘lado oscuro’ del poder: filtraciones, secretos y escándalos que remecieron al mundo

En más de una década, WikiLeaks, dirigida por el ahora arrestado Julian Assange, sacó a la luz espionajes, crímenes de guerra, presiones políticas y abusos gubernamentales que hicieron temblar, sobre todo, a Estados Unidos.

En más de una década, WikiLeaks, dirigida por el ahora arrestado Julian Assange, sacó a la luz espionajes, crímenes de guerra, presiones políticas y abusos gubernamentales que hicieron temblar, sobre todo, a Estados Unidos.

Desde su fundación en 2006, WikiLeaks, organización fundada por el ahora detenido Julian Assange, ha revelado actividades oscuras e ilícitas en las altas instancias del poder político en el mundo. Mediante filtración anónima de millares de documentos, esta red reveló secretos militares, políticos y diplomáticos, y generó notables escándalos al denunciar comportamientos no éticos de las altas esferas de poder, sobre todo en Estados Unidos.  

Espionajes, crímenes de guerra, presiones políticas o diplomáticas, abusos o malas prácticas gubernamentales han salido a la luz gracias al hackeo que se realizó de documentos clasificados y conversaciones privadas. Repasamos algunas de las más importantes.

Abusos en Guantánamo

Una de las primeras publicaciones que reveló WikiLeaks fue el sanguinario manual que la Armada de Estados Unidos dio a los soldados para que supieran la “manera correcta” en que tenían que ocuparse de los prisioneros de aquella cárcel del campo Delta.

El texto recoge los "procedimientos operativos estándar" que se aplican a los reclusos, que incluyen medidas como el uso de perros con intenciones intimidatorias o la restricción del acceso al recinto a los miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja. El incremento de los problemas de salud mental o del número de suicidios entre los presos también aparecen recogidos en el documento.

Ataque aéreo a civiles en Bagdad

El 5 de abril de 2010, WikiLeaks titulado ‘Asesinato colateral’. Las imágenes, de 40 minutos de duración, fueron tomadas desde el mismo helicóptero del ataque y describen el incidente de manera clara y completa: dos helicópteros estadounidenses  abrieron fuego contra un grupo de iraquíes, asesinando a 12 de ellos, incluidos dos colaboradores de la agencia de noticias Reuters.

El incidente ocurrió cuando una aeronave de EE.UU. visualizó una concentración de personas, en una zona abierta de Bagdad. Tras vigilar al grupo, el personal militar pensó que los iraquíes portaban armas, y bajo la presunción de que se trataba de insurgentes, los helicópteros Apache eran autorizados a abrir fuego contra de la multitud, hiriendo y asesinando a varios de ellos.

Atentados del  11 de septiembre

WikiLeaks publicó una lista de 500,000 mensajes de buscapersonas enviados desde New York el mismo 11 de septiembre de 2001 (día del atentado contra el World Trade Center) pero cinco horas antes de lo sucedido, dando a entender que se estaba localizando a individuos que podrían estar relacionados con lo que sucedería más adelante.

El diario de la guerra de Afganistán

Fue la mayor filtración de documentos clasificados de la historia militar de Estados Unidos hasta el momento, y constituye un verdadero hito en el desempeño informativo de WikiLeaks: el 25 de julio de 2010, la organización dirigida por Assange publica 90.000 páginas, divididas en más de 100 categorías, que recogen diversos incidentes e informes de la guerra de Afganistán. 

Los documentos revelaron, por ejemplo, que EE.UU. ocultó las brutales masacres que cometieron los talibanes(que ocasionaron unas 2.000 víctimas civiles), o los casos de 195 personas desarmadas que murieron a manos de las fuerzas de la coalición, como resultado de disparos motivados por el temor de que fueran terroristas suicidas.

La búsqueda de Osama Bin Laden también está profusamente documentada en estos informes. Wikileaks envió simultáneamente esta información al diario estadounidense The New York Times, al británico The Guardian y a Der Spiegel en Alemania.

Los registros de la guerra de Irak 

La organización de Julian Assange superó su hazaña tan solo tres meses después: el 22 de octubre de 2010 filtra casi 400.000 documentos sobre la guerra de Irak, cuyo contenido horroriza al mundo. 

Esta filtración masiva incluye un recuento de víctimas, elaborado por el propio Ejército de Estados Unidos, que cifra los fallecidos en Irak en 109.032, y reconoce que un 60 % de ellos son civiles. Los documentos revelan asimismo varios casos de soldados estadounidenses que mataron a civiles en puestos de control.

Otro aspecto escandaloso destapado en esta impresionante remesa de documentos es la constatación de que EE.UU. toleró abusos, torturas, violaciones y ejecuciones sumarias de civiles cometidos por las fuerzas iraquíes aliadas, a las que supervisaban y adiestraban. 

Obsesiones de la diplomacia estadounidense

El 28 de Noviembre de 2010, WikiLeaks vuelve a escandalizar al mundo con la filtración de más de 250.000 mensajes del Departamento de Estado de EE.UU., que revelan episodios inéditos ocurridos en varios puntos conflictivos del mundo, así como datos de gran relevancia que dejan en evidencia una parte muy considerable de la política exterior estadounidense, así como sus obsesiones, sus mecanismos y muchas de sus fuentes.

Se trata de una de las revelaciones más profundamente importantes llevadas a cabo por WikiLeaks, en la medida en que contribuye a la comprensión, por parte de la ciudadanía, de la forma real en las que EE.UU. desarrolla la parte oscura de sus relaciones internacionales. 

Estos documentos contienen comentarios y reportes elaborados por diferentes funcionarios de la diplomacia estadounidense, en ocasiones escritos con un lenguaje especialmente franco, y referido a personalidades de todo mundo. Asimismo, desvelan los contenidos de entrevistas y reuniones al más alto nivel, y hasta destapan desconocidas actividades relacionadas directamente con el espionaje.

En algunos casos, la propia naturaleza de las expresiones usadas en estos mensajes hizo peligrar verdaderamente las relaciones de Estados Unidos con algunos de sus aliados; otras veces llegaron a dificultar algunas estrategias estadounidenses en política exterior, como el acercamiento a Rusia o a ciertos países árabes.

La documentación se envió desde el servidor de WikiLeaks a los diarios El País (España), Le Monde (Francia), Der Spiegel (Alemania), The Guardian (Reino Unido) y The New York Times (EE.UU.).

Espionaje a los tres últimos presidentes de Francia

En junio de 2016 se dio a conocer que los últimos tres presidentes de Francia (Jacques Chirac, Nicolás Sarkozy y Francois Hollande) fueron espiados por la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos y que incluso la población en general era vigilada por las redes sociales.

Panama Pappers

WikiLeaks reveló que el escándalo de Panama Papers en el que se vinculan a varios líderes mundiales con empresas oscuras fue organizado y financiado por la organización Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID).

A través de un comunicado, Wikileaks afirmó que las revelaciones tienen como objetivo principal atacar a Rusia y al presidente Vladimir Putin. "La OCCRP estadounidense puede hacer un buen trabajo, pero el hecho de que el Gobierno de EE.UU. financiara directamente el ataque contra Putin con los 'papeles de Panamá', socava gravemente su integridad", señaló la organización en un mensaje de Twitter.

Los Panama Papers son 11 millones de documentos filtrados de la firma de abogados panameños Mossack Fonseca, obtenidos primero por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y facilitados posteriormente al Consercio Internacional de Periodistas de Investigación.

Los datos filtrados cubren el período comprendido entre 1977 y finales de 2015 y muestran cómo funcionan los paraísos fiscales y cómo se mueve el dinero de manera secreta por todo el planeta.

En total, 140 políticos de 50 países del mundo aparecen en la investigación, 12 jefes de Estado y numerosas personalidades.

El email de Hillary Clinton

El 16 de marzo de 2016, WikiLeaks publicó un archivo con más de 30.000 correos electrónicos recibidos y enviados por Hillary Clinton desde su servidor privado cuando desempeñaba el cargo de secretaria de Estado. Los documentos abarcan un período comprendido entre el 30 de junio de 2010 y el 12 de agosto de 2014.

Entre estas filtraciones se encuentran 27.000 correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (CND), que destaparon asuntos tan diversos y relevantes como las maniobras de varios miembros del Partido o el suministro de armas para los radicales en Siria, entre muchos otros.

Los ciberactivistas también hicieron públicos unos 50.000 correos de John Podesta, el jefe de la campaña presidencial de Hillary Clinton, que pusieron al descubierto una gran cantidad de información confidencial de la cúpula del Partido Demócrata, que incluía estrategias de campaña, transcripciones completas de los discursos y algunas disputas internas en el seno del partido.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO