Comunidad internacional no decide entre Guaidó o Maduro y ello hace perder millones a Venezuela

Estefany Lujan
h

La crisis en Venezuela se intensifica y la presión internacional también, pues régimen de Nicolás Maduro no podrá retirar sus reservas del Fondo Monetario Internacional.

La presión internacional se redobla contra el régimen de Nicolás Maduro. La crisis sociopolítica en Venezuela determinó que el Fondo Monetario Internacional decida que el país petrolero no accederá a ningún programa de la institución y tampoco podrá retirar sus reservas de dinero. Ello porque aún no existe un consenso en la insitución acerca de reconocer o al líder chavista o a Juan Guaidó.

"Cualquier compromiso del FMI con Venezuela, incluida la respuesta a posibles solicitudes de transacciones financieras, se basa en el tema de la aclaración del reconocimiento del gobierno", dijo a la AFP el vocero del FMI, señalando que "en este punto", los estados miembro no han llegado a una posición común. 

PUEDES VER: Estados Unidos pide a la ONU que reconozca a Guaidó como presidente de Venezuela

Así, una nueva puerta se cerró para Nicolás Maduro en un contexto en el que el líder chavista ha intensificado su búsqueda de efectivo.

La institución decidió suspender el acceso de Venezuela a casi US$400 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), al hacer referencia a la crisis sociopolítica.

Los DEG son una de las últimas fuentes de efectivo restantes del régimen de Nicolás Maduro. Casi dos tercios de las reservas extranjeras de US$9.000 millones de Venezuela se encuentran en forma de oro, las cuales resultan difíciles de liquidar debido a las sanciones de Estados Unidos.

La oposición liderada por Guaidó celebra medida de FMI como un triunfo

La oposición casi ha declarado la victoria en la batalla sobre el acceso a los DEG. Ricardo Hausmann, profesor de Harvard y asesor económico de Juan Guaidó, dijo que el FMI está protegiendo los activos hasta que un nuevo gobierno asuma el control. "Esos fondos estarán disponibles cuando termine esta usurpación", dijo en una entrevista en la sede de Bloomberg en Nueva York.