Quiso tomarse selfie en río de África, pero se resbala y se ahoga

Marianhe Araque
h

El hombre, que visitaba Uganda junto a unos amigos, se inclinó hacia atrás para tomarse un selfie, sin saber que moriría entre las aguas del río Nilo Blanco

Actualmente el selfie es la foto más tomadas por todos los jóvenes y adultos, incluso hay personas que han arriesgado sus vidas por cumplir retos de sacarse este tipo de imágenes en los lugares más peligrosos.

Así como le ocurrió un turista de Arabia Saudita que murió ahogado luego de caerse al río Nilo Blanco cuando trataba de tomarse un selfie, así lo informó la policía de Uganda, en África, este martes.

PUEDES VER Quiso tomarse el 'selfie' perfecto, pero murió arrollada por un tren de carga

"El ciudadano saudita visitaba Uganda (África). Se ahogó cuando tomaba un selfie en el Nilo Blanco y el agua se lo llevó", dijo la portavoz de la policía ugandesa Hellen Butoto. El hecho ocurrió el pasado sábado.

“El cadáver del hombre  que tomó un selfie fue recuperado 10 kilómetros del río Nilo”, dijo Butoto.

El hombre visitaba con unos amigos las cascadas Kalagala, en el centro de Uganda, un lugar popular entre los canoístas por sus rápidos, cuando ocurrió el accidente.

"El turista resbaló porque la superficie estaba mojada y se inclinó hacia atrás para hacerse una foto", añadió Butoto.

Panamá: mujer caer de un edificio por hacerse un selfie.

El pasado mes de octubre del 2018, una mujer de Panamá cayó al vacío desde un edificio tras querer tomar un selfie.

La turista, proveniente de Portugal, se sentó en la orilla de un balcón en el piso 28, sujetó el teléfono para tomarse el selfie, perdió el equilibrio y cayó. 

El video de cuando la mujer cae por tomarse un selfie, fue grabado grabado desde otro edificio y recorrió todas las redes sociales.

El selfie de la muerte

Otras de las muertes más conocidos en el mundo de los selfie es el caso de un joven famoso en el canal de YouTube por hacer las acrobacias más paligrosas para tomarse autofotografías. 

En el video se observa como el joven coloca todos los utensilios para tomarse la arriesgada fotografía, cuando de pronto cae al vacío.

Según un estudio de 2018 del Instituto de ciencias médicas All India, 259 personas murieron haciéndose fotos en los seis años anteriores.