Detectaron que policías laboraban bajo efectos de drogas

Nicol Leon
h

Marihuana, cocaína y psicofármacos son las drogas que se detectaron en el organismo de 22 policías en Buenos Aires, Argentina.

723 policías de dependencias ubicadas en Buenos Aires, Argentina, se sometieron a un examen toxicológico sorpresivo entre noviembre de 2018 y febrero de este año.

De esta cantidad, la Auditoría General de Asuntos Internos detectó que 22 (3%) consumieron drogas como cocaína (12), marihuana (8) y psicofármacos (2) cuando se encontraban en servicio.

PUEDES VER Sicario falla al disparar a su víctima y es fuertemente golpeado [VIDEO]

No se informó la fecha en la que las pruebas se realizarían, por lo que fue una sorpresa para las autoridades de Avellaneda y Quilmes.

Sin embargo, los encargados de realizar el examen toxicológico eligieron las sedes de acuerdo a lo que indicaban las denuncias sobre los policías que trabajaban bajo los efectos de drogas.

"Estos son solo las detenciones de los exámenes sorpresivos. Fuimos a lugares que determinamos ir porque habíamos reunido denuncias y la mayor cantidad de sumarios. El hecho de encontrar estos resultados positivos no me llama la atención", argumentó a La Nación el auditor de Asuntos Internos de Buenos Aires, Guillermo Berra.

PUEDES VER Detienen a chileno que mató a boliviano en discusión por la Guerra del Pacífico

Las pruebas se realizaron por una orden que el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, dio en junio de 2017.

En esa fecha, aseguró que 93 mil policías debían dar los exámenes sorpresivos y que los cuadros superiores (alrededor de 1670 oficiales) serían los primeros en rendir la prueba en un plazo de 90 días.

Agregó que el resto de estudios toxicológicos se realizarían "en los próximos meses". Pero desde este anuncio, solo 4038 autoridades fueron evaluadas.

El 18% no sabía que iba a ser visitado, por lo que casi el 80% de exámenes realizados se dieron en autoridades que ya sabían que iban a someterse a la prueba.

Fueron 3315 efectivos los que pasaron por el estudio con previo aviso. De ellos, solo siete dieron positivo en drogas como marihuana (6) y cocaína (1).

En Argentina, cuando se comprueba que un policía labora bajo los efectos de estupefacientes, "se abre una carpeta médica, se les da licencia, se les pide el arma reglamentaria y se comienza con el tratamiento de rehabilitación".

Si es que la autoridades pertenece al área de lucha contra el narcotráfico, perderá su puesto y deberá integrar otra dependencia.

Para realizar los exámenes toxicológicos se recogieron muestras de saliva en el lugar de trabajo de cada uniformado. Estos fueron seleccionados al azar.

Mediante una prueba de orina, se comprobaba que el primer resultados positivo era verídico.

"No queremos iniciar una caza de brujas. Solo queremos estar seguros de que quien tiene permiso para usar arma no está bajo los efectos de sustancias tóxicas", declaró Ritondo en 2017.