Chofer de Uber fue asaltado con pistola de juguete, pero conductor era policía

Alejandra Villanueva
h

Un policía trabajaba como chofer de Uber en sus días libres. Cuando dos jóvenes lo asaltaron con una pistola de juguete, la víctima disparó contra ellos. El hecho se dio en Argentina.

Un policía aprovechó sus horas de descanso para trabajar como chofer de Uber. Mientras manejaba, recibió un pedido de viaje entre Bouchard y calle 2 en el partido de San Martín en Buenos Aires, Argentina.

Cuando se dirigía al punto de recogida, dos jóvenes intentaron asaltarlo. Uno de los ladrones apuntó con su pistola de juguete sin saber que el chofer en realidad era un policía armado. Esta modalidad de robo ha sido denunciada en otras ocasiones en la misma zona.

PUEDES VER En dos minutos, roban 600 dólares de un banco y golpean a trabajadores [VIDEO]

El suceso ocurrió a 300 metros de villa La Rana, en Argentina. Según fuentes policiales, “es una modalidad que se repite, hicimos varios allanamientos en villa La Rana por ese tema. Esto fue a 300 metros de la entrada. Eligen la zona porque pueden escapar rápido a la villa y no los pueden alcanzar”, declararon al diario local Clarín.

Los asaltantes detuvieron el auto, que era un Renault Sendero de color negro. De acuerdo a la denuncia del policía, los ladrones lo amenazaron con un arma de fuego y le exigieron que les entregara el dinero. El agente policial afirma haber dado la voz de alto e identificarse antes de sacar su pistola reglamentaria.

El chico que llevaba la pistola de juguete y había apuntado contra el oficial fue identificado como Esteban Alexis Batista de 19 años. Recibió un disparo en el pecho y falleció a los pocos minutos. Su cómplice, de nombre Joel, fue retenido por el chofer.

El gendarme llamó a la línea de emergencia de Argentina y la Policía llegó al lugar para llevar al cómplice a dar su testimonio al igual que al conductor de Uber. El cuerpo de Batista yacía cerca del auto que había intentado asaltar momentos antes.

Batista tenía antecedentes por cuatro causas entre los años 2012 y 2018. Estas eran por hurto, tentativa de robo y tenencia de drogas. El detenido tiene causas también por hurto e intento de robo en los años 2017 y 2018.

El agente de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) que estaba trabajando como chofer de Uber en su día franco no ha sido imputado de ningún delito, pero su arma fue confiscada. “Personal de la comisaría 2 de Villa Ballester fue alertado por el hecho y en poder del fallecido encontró una réplica de pistola”, declararon fuentes policiales al diario Clarín de Argentina.