El insólito caso del hombre que se cree perro: come, ladra, y muerde a quien se le acerque

Karold Rivera
h

Hombre de Estados Unidos asegura que vive libremente como un perro y que cada vez que regresa de su trabajo se transforma en un "cachorro humano".

Asegura que toda su vida sintió “ser un perro”, por ello, se transforma y vive literalmente como uno, cuando regresa todos los días de su trabajo. “Todo mi estilo de vida se centra en ser un cachorro”, afirma Kaz James, un hombre de 37 años, residente de Salford (Mánchester), Estados Unidos, quien ha adoptado un total estilo de vida canino, pese al desconcierto de sus amigos y familiares.

Según aseguró James al diario británico Daily Mail, desde que era pequeño se ha sentido “extraño” e incapaz de relacionarse con los demás hasta que escuchó hablar sobre los “cachorros humanos” y decidió imitar la forma de vida de muchas personas que se sentían con él.

“Estaba increíblemente nervioso cuando empecé a hablar con gente como yo por internet. Vivía con mis padres y me escabullía a las tres de la mañana para conectarme a los chats”, revela.

Kaz James, 37, from Salford, Greater Manchester, pictured in one of his rubber suits holding his lead, has embraced his true self and now lives as a 'human pup' in all aspects of his life

Kaz James es gerente de una tienda y se describe a sí mismo como un perro policía de color naranja y marrón. Foto: Daily Mail

 

Ahora afirma vivir libremente como un perro y así lo demuestra no solo vistiéndose con diferentes trajes de este animal, sino también andando en cuatro patas, comiendo de un tazón de mascota e incluso ladrando y mordiendo a sus compañeros y todo aquel que se le acerque.

PUEDES VER Perros pitbull atacaron a su dueña hasta asesinarla dentro de refugio para animales [VIDEO]

“Vivo mi vida cotidiana de manera relativamente normal. Eso incluye cosas como poner collares y ladrar a las personas que conozco en la calle. Si veo cachorros en el pueblo, les ladraré. Obtengo reacciones graciosas de los transeúntes todo el tiempo”, contó en una entrevista.

James es gerente de una tienda y se describe a sí mismo como un perro policía de color naranja y marrón que desata su personalidad de forma regular. “Mis amigos me conocían por saludarles agarrándoles el cuello de su camisa con los dientes o lamerlos, comportamientos muy caninos”, señala.

The human pup, pictured relaxing at home, said he barks at other pups when he sees them on the street and often gets positive comments from members of the public

James asegura que desde que era pequeño se ha sentido “extraño” e incapaz de relacionarse con los demás. Foto: Daily Mail

 

Asegura que nunca se ha sentido como un humano y solo se viste como un humano común y corriente cuando va a trabajar. No obstante, siempre lleva alguna prenda con un distintivo de perro o la palabra “cachorro”. Cuando regresa a su casa, vuelve a su vida de “cachorro humano” y se viste con trajes de goma personalizados: máscaras, correas para perros, arneses e incluso un traje de piel a medida, en el que ha gastado mucho dinero.

“Siento una sensación de paz siendo un cachorro humano. Las pequeñas cosas me hacen feliz, como comer mi cena sin cuchillo, ni tenedor… No tomo comida para perros, pero sí pruebo golosinas caninas que tienen un sabor muy bueno además de ser saludables”, detalla.