Se separaron y terminaron en comisaría disputándose la custodia del perro

Jose Senepo
h

Decidieron no tener hijos y criaron a un perro al que consintieron en lo absoluto. Al separarse pusieron la custodia en manos de la justicia de Colombia.

Insólito caso en Colombia. Una pareja en proceso de divorcio llegó hasta una comisaría de familia para definir la custodia del perro que adoptaron en un albergue y que en cinco años de relación consintieron absolutamente.

El hecho ocurrió en la localidad de Medellín, exactamente en la comisaría de familia de Belén, comuna 16, donde el titular de la institución tuvo que definir un régimen especial de visitas para que el animal pueda estar con sus dos dueños entre una y dos veces al mes.

PUEDES VER Perro acompañó a su dueño fallecido tras ser atropellado por tren [VIDEO]

Según NC Radio, se trataría de un hecho peculiar que marca un precedente jurídico en Colombia sobre la tenencia de un animal y sobre la posibilidad de ver legalmente a las mascotas como parte de un "bien" familiar. 

La historia comienza cuando la pareja de novios de Medellín rescató al perro de un albergue conmovida por su historia de maltratos. Según el diario El Tiempo de Colombia, estos habían decidido no tener hijos.

Por esa razón cuidaron al animal como si fuera un miembro consentido de la familia: le pagaron un adiestrador, una persona que lo saque a pasear, lo llevaban a guarderías, servicios de salid y hasta tenía un nutricionista para él solo. 

Tras su ruptura, la pareja de Medellín había decidido cómo compartir la custodia del animal. Sin embargo, a finales de 2018 uno de ellos consiguió trabajo en otra ciudad de Colombia. Eso motivó a que ninguno quisiera darle al otro la custodia total de la mascota. 

PUEDES VER Instagram: miles de usuarios conmovidos con la historia de tierno gato con síndrome de Down [FOTOS]

Ambos tuvieron que ir hasta la comisaría de familia de Belen, comuna 16, para que se defina la tenencia del desafortunado perro

El comisario Carlos Alberto Velásquez, quien atendió el caso en la comisaría de familia de Belén resolvió que el animal debería quedarse tres semana con la novia y otras 2 con su pareja.

Para el titular de la comisaría de familia de Belén, en Medellín, este caso estaba amparado en la ley que dispone que el animal sea visto como un bien, pese a que está reconocido como un "ser sintiente". 

"Hay casos en otros países donde ya está regulado. En Colombia, solo en Cali, hay un estudio sobre la familia multiespecie que son las familias que le dan categoría de humanos al animal de compañía, en eso me basé”, dijo el comisario Carlos Alberto Velásquez.