Más de la mitad de estadounidenses votarían por un presidente gay

Nicol Leon
h

En 2006 solo la mitad de ciudadanos de Estados Unidos dijeron que votarían por un presidente gay. Hoy, la mayoría está de acuerdo con esta alternativa, según encuesta de la NBC y Wall Street Journal.

Luego de que se reveló que el candidato presidencial de los Estados Unidos Pete Buttigieg recaudó $ 7 millones en el primer trimestre del 2019, los medios de este país aseguran que su candidatura es una de las favoritas para las elecciones presidenciales 2020.

Buttigieg es actualmente el alcalde de Indiana y el único postulante que se ha declarado abiertamente gay. Además, es el más joven de los aspirantes para los próximos comicios.

PUEDES VER Trump celebra que México detenga migrantes en frontera sur

A partir de esta noticia, NBC News publicó una encuesta que realizó junto a Wall Street Journal donde se revela que siete de cada diez estadounidenses están de acuerdo con que un presidente gay gobierne su país.

Los datos que se revelaron demuestran que la opinión respecto a esta alternativa en los Estados Unidos ha cambiado.

En 2006, más de la mitad de ciudadanos de este país afirmaron sentirse "muy incómodos" (34%) o que "tenían reservas" (19%) por el hecho de que un presidente gay los represente.

En ese año, se descubrió que el 5% de personas estaría entusiasmada con la noticia de que una persona gay se convierta en el presidente de los Estados Unidos.

"Un 38 por ciento adicional dijo que estarían 'cómodos'", reveló el diario NBC a través de su portal.

Hoy por hoy el panorama cambió. Casi siete de cada diez personas de Estados Unidos respondieron de forma afirmativa cuando se les consultó su opinión.

"Ese salto no se debe solo a la mayor tolerancia entre los votantes más jovenes a quienes Buttigieg, un milenio, puede decir que representa", se afirmó en la plataforma de NBC News.

También se aseguró que los menores de 35 años que están de acuerdo con que un presidente gay llegue al poder aumentó en 28 puntos porcentuales entre 2006, pasando del 47% al 75%.

Otro dato sorprendente es que la mayoría de adultos mayores (56%), no tienen problemas con que una persona gay gobierne los Estados Unidos.