Aborto en casos de violación sería legal en Ecuador

Nicol Leon
h

El presidente de la organización Human Rights Watch exigió a Ecuador despenalizar el aborto en casos de violación.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la ONG Human Rights Watch, ordenó a Ecuador despenalizar el aborto en casos de violación, incesto, estupro, inseminación no consentiva y grave malformación del feto.

Argumentó que esta iniciativa se debe a que "la prohibición del aborto en casos de violación lleva a que muchas mujeres tengan abortos inseguros y aumenta la tasa de mortalidad materna en el país".

PUEDES VER Choque entre ultraconservadores y feministas durante marcha 'a favor de la familia' en Italia [FOTOS] 

Dijo que si se aprueba la despenalización del aborto, "este proyecto de ley constituiría un avance para los derechos de la mujer en Ecuador".

En tanto, el congreso de este país viene analizando modificar el Código Integral Penal (COIP), desde octubre del año pasado, para aumentar causas por las que el aborto sería legal.

Pese a que la mayoría de ecuatorianos son católicos y, por lo tanto, están en contra de la despenalización del aborto, el líder de Human Rights Watch exhortó que este acto deje de ser un delito en casos de violación.

"(La ONG) considera que la despenalización del aborto en caso de violación que se propone en este proyecto de ley constituye un avance claro y necesario para que Ecuador cumpla con sus obligaciones jurídicas de derecho internacional en el ámbito de derechos humanos", aseguró Vivanco a la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional mediante una videoconferencia.

Este grupo de trabajo tiene pendiente preparar un nuevo informe detallando las reformas legales que incluyen la despenalización del aborto en casos de violación.

El pleno del Congreso de Ecuador deberá recibir este documento y debatir para dar una respuesta. No existe un plazo para convocar a una votación sobre el tema.

ABORTO LEGAL EN ECUADOR

La ley ecuatoriana indica que las mujeres solo pueden abortar si es que el embarazo pone en riesgo su vida o es producto de una violación contra una mujer con discapacidad mental.

Cada año, casi 2.500 mujeres menores de 14 años dan a luz en Ecuador, según organizaciones feministas.

Estos embarazos son considerados como violencia sexual en la legislación ecuatoriana.

Para el director de Human Rights Watch, las víctimas de abuso sexual no denunciarán a sus agresores si es que el aborto sigue siendo una prohibición.

En Ecuador, las mujeres que se someten a un aborto son sancionadas con pena privativa de la libertad entre 6 meses y dos años.