Siete comuneros fallecen tras enfrentamientos en Burkina Faso, cerca de Malí

La Republica

Burkina Faso, en África Occidental, sufre desde hace cuatro años ataques yihadistas cada vez más frecuentes y mortíferos, además de choques intercomunitarios.

Siete personas, al menos tres pertenecientes de ellas a la comunidad peul, murieron entre el domingo y el lunes en enfrentamientos intercomunitarios en Burkina Faso, en la comuna de Arbinda, fronteriza con Malí, anunció el gobernador de la región del Sahel (África). 

"El domingo por la noche, unos individuos armados ingresaron en la localidad de Hamkane, a 7 km de Arbinda, donde asesinaron al jeque [líder religioso] de la localidad, a su hijo mayor y a su primo", declaró el coronel Peguy Hyacinthe Yoda a la AFP, precisando que una cuarta persona fue asesinada en una localidad vecina de este país de África occidental.

Las tres primeras víctimas eran peul, indicó un habitante a la AFP.

PUEDES VER Mozambique concluye labores de rescate tras paso del ciclón Idai

"Durante el entierro del jeque y las otras dos personas se identificó a cuatro individuos que formarían parte del grupo que cometió ese crimen. La población se abalanzó sobre estas personas, a las que lincharon, lo que provocó tres muertos", añadió.

"El balance es de siete muertos, dos cabañas y una casita incendiadas", resumió Yoda, señalando que "la situación quedó controlada" el lunes.

Estos hechos se producen apenas unos días después de la masacre de unos 160 miembros de la comunidad peul en el vecino Malí, el 23 de marzo.

Burkina Faso sufre desde hace cuatro años ataques yihadistas cada vez más frecuentes y mortíferos, además de choques intercomunitarios.

A principios de enero, 48 personas, según el gobierno, y más de 200, según la sociedad civil, murieron en actos de represalia contra la comunidad peul, tras un ataque a la localidad de Yirgou (centro) atribuido a los yihadistas.

Tanto en Burkina Faso como en Malí las tensiones degeneran periódicamente en actos de violencia contra los peul, una comunidad tradicionalmente de ganaderos, en ocasiones nómadas y musulmanes, que están presentes en toda África occidental; y de agricultores autóctonos.