Papa Francisco asegura que el Vaticano no se salva de los pecados

Nicol Leon
h

Bergoglio declaró que la Iglesia católica debe "limpiar" la institución de los religiosos que cometen abusos sexuales.

"Hay que ir limpiando el Vaticano", comentó el papa Francisco en un entrevista que se emitirá hoy en el canal "La Sexta" de España.

En esta entidad hay líderes católicos que también cometen pecados y "vergüenzas de otras sociedades", según el sumo pontífice.

PUEDES VER Papa Francisco respalda libertad de credo y exhorta a "vivir como hermanos"

"Tenemos los mismos límites y caemos a veces en las mismas cosas. El trabajo es ir limpiando, limpiando, limpiando", comentó el papa Francisco.

En ese sentido, admitió que en el Vaticano existen "mercaderes" cuya actitud es igual a la de las personas que Jesucristo expulsó del templo.

A las víctimas de abuso sexual por parte de religiosos, el papa les recomendó llamar a la policía.

Opinó que la reciente cumbre organizada por la Iglesia católica ha permitido que estos afectados "curen" los daños vividos.

Respecto al sistema económico capitalista que sigue el mundo, el representante del catolicismo dijo que este ocasiona desigualdad, migración y guerras.

"Sostengo que estamos ya en una tercera guerra mundial, a pedacitos", añadió.

Opinó que Donald Trump se verá perjudicado en un futuro por ordenar la construcción de un muro para que los migrantes no accedan a los Estados Unidos.

"El que levante un muro termina prisionero del muro que levantó. Y eso es ley universal", afirmó.

Para el papa Francisco, es una "injusticia" impedir que extranjeros que migran por la guerra, el hambre o la explotación, ingresen a un país. Aseguró que la "actitud cristiana", promueve el acompañamiento y la integración de estas personas.

Cuando le preguntaron qué piensa sobre la retención del barco de la ONG Proactiva Open Arms en Barcelona, España, el papa Francisco dijo que rechaza esta medida y pidió a los católicos "sean coherentes con el Evangelio".

Sobre la venta de armas en Arabia Saudita desde países europeos, Bergoglio dijo lo siguiente: "Me da pena. Pero te diría que no es el único gobierno".