Mujer de 61 años alumbró a su nieta para que su hijo gay pueda ser papá [FOTOS]

Irene Ignacio
h

Cecile Eledge se ofreció para llevar el embarazo a fin de que su hijo homosexual y su pareja se convirtieran en padres. A pesar de sus 61 años, la mujer de Estados Unidos tuvo éxito.

No hay amor más grande que el de una madre. En Estados UnidosCecile Eledge se convirtió en madre y abuela al alumbrar su propia nieta. Realizó la proeza a pesar de sus 61 años. Ella comenzó el proceso hace 40 semanas, cuando decidió convertirse en el vientre de alquiler que su hijo Matthew necesitaba.

PUEDES VER Mujer estadounidense se se convierte en la primera persona viva con VIH en donar un órgano

Matthew, de 32 años, y Elliot, de 29, ansiaban tener un hijo. La pareja de jóvenes pertenecientes a la comunidad LGTBI estaban en búsqueda de un vientre de alquiler para poder cumplir su sueño. Cuando le comunicaron la noticia a la familia, la mamá del joven treintañero se ofreció como candidata: ""Si queréis que sea la gestante, lo haré en un santiamén", sentenció.

Aunque Cecile Eledge tenía 61 años, había dado a luz a su último niño a los 30 años y había pasado por la menopausia hace una década, estaba dispuesta a ayudar a su hijo. La ginecóloga del hospital de Estados Unidos la consideró como posible vientre de alquiler tras ver los resultados favorables de los exámenes de sangre, colesterol, esfuerzo, una mamografía y una ecografía. Su presión arterial estaba baja y su salud en general era buena.

Entonces, los médicos de Estados Unidos realizaron una fecundación in vitro con el esperma de su hijo gay y un óvulo donado por la hermana de Elliot. De esa manera, la bebé estaría “genéticamente conectado” con ambos papás, según Buzzfeed News.

La hermana de Elliot, Lea Yribe, tenía 25 años y había dado a luz a su segundo hijo recientemente. "Fue más difícil de lo que pensé que iba a ser", comentó la mujer después de comenzar a recibir inyecciones para estimular a sus ovarios, a fin de prepararlos para la donación de óvulos.

Cecile Eledge, de Estados Unidos, pudo cargar con el bebé en su vientre después de la primera transferencia de embriones "sin complicaciones". La fecundación in vitro (FIV) costó unos US$ 40 000. Debido a que era un embarazo planificado, los futuros papás habían estado ahorrando el dinero durante años. "Creo que es triste que la FIV, como proceso, sea exclusiva de quienes pueden pagarlo", dijo Matthew. "Y para las parejas queer, es un desafío particular", comentó, de acuerdo al medio citado.

Este lunes, a las seis de la mañana, la mujer de 61 años daba a luz por parto natural a Uma Louise, una bebé de 2,6 kilos. La pequeña lleva el apellido de su abuela pero también el de Dougherty, que coincide con el de la ginecóloga que hizo posible el "milagro".

papas

La bebé está relacionada genéticamente con ambos papás, Elliot y Matthew. Fotos: Buzz Feed News, Ariel Panowicz.

Al ser interrogado sobre las razones para tener una hija por vientre de alquiler en vez de adoptar, la pareja homosexual confesó que lo hizo más que nada para evitar los cuestionamientos a su capacidad de ser papás. “¿Por qué queremos tener una conexión genética? ¿Estamos obsesionados con nosotros mismos? ¿Estamos tratando de ser heteronormativos, de ser como una pareja heterosexual? Para nosotros, fue sobre el control”, explicó Matthew, de Estados Unidos.

En Nebraska, Estados Unidos, se eliminó la prohibición de que parejas homosexuales se conviertan en papás desde hace dos años. Asimismo, existe un proyecto de ley que plantea prohibir las llamadas "terapias de conversión" para miembros de la comunidad LGTBI. A pesar de eso, Matthew fue despedido de su puesto como docente de inglés de un colegio privado en Omaha luego de comunicar que se iba a casar con su pareja, Elliot. A pesar de eso, ahora está enseñando en una escuela pública.

Sin embargo, en términos legales, en Nebraska se requiere que el donante de esperma (Matthew) sea el padre y la persona que da a luz (Cecile Eledge) sea la "madre", así sea un vientre de alquiler. La recién nacida Uma Louise deberá ser sometida a un proceso de "adopción" para que Elliot sea considerado también como su padre ante las leyes de Estados Unidos.

Cecile Eledge

Cecile Eledge decidió convertirse en madre y abuela para que su hijo gay pueda cumplir el sueño de ser padre. Foto: ARIELFRIED.COM