Millonarios de Silicon Valley retan a la muerte e invierten en proyectos de inmortalidad

Estefany Lujan
h

Una minoría de científicos considera que la principal empresa de la ciencia moderna es derrotar a la muerte y garantizar a los humanos la vida eterna. ¿Qué proyectos financia Silicon Valley?
 

El ser humano pretende derrotar a la muerte. Proyectos que más parece relatos de ciencia ficción se maquinan y se ejecutan con el beneplácito de los gigantes de la tecnología como Google o PayPal. Silicon Valley apuesta millonarias cifras en pos de la vida eterna, según explica en Homo Deus Yuval Noah Harari.

El erudito e inventor Ray Kurzweil (ganador en 1999 de la Medalla Nacional de la Tecnología y la Innovación de Estados Unidos) fue nombrado en el  2012 como director  ingeniería de Google, y un año después el gigante tecnológico puso en marcha una subcompañía llamada Calico cuya misión declarada es “resolver la muerte”.

PUEDES VER: Los millonarios de Silicon Valley ya saben cómo escapar del fin del mundo

Calico, o California Life Company, se estableció para investigar temas relacionados con el envejecimiento y sus enfermedades asociadas, a través de la biotecnología. Al presentar a la startup, Google dijo que se enfocaría en gran medida en las condiciones relacionadas con la edad, como el Alzheimer, el cáncer y las enfermedades del corazón. 

Ellos hablan de la optogenética que, en líneas muy generales, puede decirse que se basa en la modificación del comportamiento celular mediante la luz. Desde la fundación de la empresa existe mucha reserva acerca de la difusión de los avances científicos y tecnológicos conseguidos. Cynthia Kenyon, vicepresidenta de Calico, concedió recientemente una entrevista a la BBC bajo la condición de no formular preguntas específicas sobre las áreas de investigación que la empresa de biotecnología está desarrollando.

Sin embargo, José Luis Cordeiro, profesor fundador de Singularity University y quien,además de presentarse como MBA, de ingeniero, entre otras cosas, lo hace como “inmortalista”, asegura que su fin es ponerle un alto a la muerte. Suyo es el libro ´La muerte de la muerte’, una realidad a la que se atreve hasta a ponerle fecha: “a más tardar en el año 2045”.

Calico

Calico guarda sus avances con total hermetismo. Foto: Difusión

Hace pocos años Google nombró a otro creyente de la inmortalidad humana para presidir del fondo de inversiones Google Ventures: Bill Maris. En una entrevista de enero de 2015, Maris decía: “Si usted me pregunta hoy: ‘¿Es posible vivir hasta los quinientos años?’, la respuesta es: ‘Sí’”.

Maris no se queda solo en declaraciones, pues invierte gran cantidad de dinero en busca del ‘elixir de la vida eterna’, según investigó Harari. Las audaces palabras van acompañadas del 36% de los 2.000 millones de la cartera de valores de Google Ventures en nuevas empresas biotecnológicas, entre las cuales destacan ambiciosos proyectos para alejar a la muerte de los seres humanos.

Empleando una analogía con el fútbol, Maris explicaba que en la lucha contra la muerte “no
intentamos ganar unos cuantos metros: intentamos ganar el partido”. ¿Por qué?. Porque para Maris “es mejor vivir que morir”.

Calico

PUEDES VER: La ciencia permitirá ‘navegar’ en recuerdos pero temen que hackers manipulen configuraciones

 

Silicon Valley persigue la inmortalidad 

Más celebridades de Silicon Valley comparten dicha meta. Peter Thiel, cofundador de PayPal confesó  que pretende vivir para siempre.
“Creo que, probablemente, hay tres maneras principales de afrontar (la muerte) —explicaba—: puedes aceptarla, puedes negarla o puedes luchar contra ella. Pienso que nuestra sociedad está dominada por personas que están en la negación o en la aceptación, y yo prefiero luchar contra ella”, dijo.

Sus declaraciones fueron tomadas por muchos como meras fantasías, pero según Harari, Thiel es alguien a quien se debe tomar en serio, pues es uno de los emprendedores de más éxito e influencia de Silicon Valley, con una fortuna que se estima en 2.200 millones de dólares.

De esta forma, la confluencia de la ingeniería genética, la medicina regenerativa y la nanotecnología fomenta profecías cada vez más optimistas acerca de la posible inmortalidad humana.

PUEDES VER: Adiós al mito: las neuronas sí se pueden regenerar en la adultez

La fecha en la que la venceremos a la muerte: la era de súperhumanos

Algunos expertos creen que los humanos vencerán a la muerte hacia 2200, otros dicen que lo harán en 2100.

Los más notables creyentes en la inmortalidad Ray Kurzweil y  el gerontólogo Aubrey De Grey son más optimistas: sostienen que quienquiera que en 2050 posea un cuerpo y una cuenta bancaria sanos tendrá una elevada probabilidad de alcanzar la inmortalidad al engañar a la muerte una década tras otra. ¿Cómo se efectuará este ‘engaño’ a la muerte?

Según Kurzweil y De Grey, quienes posean abultados estados de cuenta podrán ir cada diez años, aproximadamente, a las clínica para recibir un tratamiento de renovación que no solo curará enfermedades, sino que también regenerará tejidos
deteriorados y rejuvenecerá manos, ojos y cerebro.

Más que inmortales, sostiene Harari, serán amortales. A diferencia de la inmortalidad ‘divina’, los superhumanos  podrán morir todavía en alguna guerra o accidente, y nada podrá hacerlos volver del inframundo. Bajo este concepto, a diferencia de nosotros, los mortales, su vida no tendrá fecha de caducidad. Mientras no sean despedazados por una bomba o en un accidente, podrán vivir de forma indefinida.

Inmortalidad

La lucha contra la muerte será el principal proyecto de la humanidad, según autor de Homo Deus. Foto: Referencial

La amortalidad podría provocar trastornos mentales

Para el autor del Homo Deus, la posibilidad de un cuerpo cuyo sistema sea regenerado periódicamente los convertirá en las personas más ansiosas de la historia. Ya que usualmente las personas de esta era arriesgan sus vidas realizando acciones temerarias como deportes extremos porque, a fin de cuentas, se sabe que la muerte llegará. Sin embargo, si alguien cree que puede vivir eternamente resulta imposible que jueguen con su inmortalidad.

Eso sí, el experto cree que Calico no resolverá a tiempo la muerte para hacer que los cofundadores de Google, Sergéi Brin y Larry Page, sean inmortales. Eso sí, seguro que realizarán descubrimientos importantes sobre biología celular, medicamentos genéticos y salud humana. 

Así, aunque los humanos no logren alcanzar la inmortalidad durante esta era es probable que la guerra contra la muerte siga siendo el proyecto más importante del presente siglo. 

Para el autor, el compromiso ideológico con la vida humana nunca permitirá aceptar el final sin más. Además, el dinamismo de las instituciones científicas y las necesidades de la economía capitalista garantizan la guerra contra la muerte. Mientras la gente muera de algo, los científicos se esforzarán en derrotarla. 

Si todo esto no basta, el miedo a la muerte, arraigado en la mayoría de los humanos, conferiría un impulso irresistible a la batalla por la inmortalidad humana.


Fuente: Homo Deus de Yuval Noah Harari