"Tú eres la siguiente": primera ministra de Nueva Zelanda recibe amenazas de muerte

Estefany Lujan
23 Mar. 2019 | 16:48h

Tras la matanza de 50 personas en mezquitas de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern prometió nunca más mencionar el nombre del terrorista e hizo un llamado al mundo a combatir la xenofobia con un potente "ellos son nosotros".

Jacinda Ardern respondió con firmeza y con empatía al horror de la masacre perpetrada por un terrorista supremacista en dos mezquitas de Christchurch, en Nueva Zelanda. Por ello, amenazas de muerte contra la líder que decidió prohibir la venta de armas de asalto empezaron a circular en las redes sociales. 

Un tweet con la imagen de un arma fue dirigida hacia la primera ministra neozelandesa, la misma que decía "tú eres la siguiente". Esta fue la primera amenaza de muerte.

Esta publicación permaneció en línea durante más de 48 horas antes de que Twitter eliminase la cuenta alderedor de las 16: 00 horas del día viernes.

Según refiere el New Zealand Herald, un portavoz de la red social dijo que los directivos tomaron medidas rápidas después de que se recibiera el primer reporte. Sin embargo, la cuenta permaneció activa durante algún tiempo y, además, tenía muchos mensajes con discursos de odio contra islamistas.

"Nuestros equipos continúan trabajando de forma proactiva para eliminar el contenido ilegal y violatorio del servicio en relación con el ataque de Christchurch", dijo al referido medio.

La Policía tomó conocimiento de dicho material y se halla realizando las investigaciones correspondientes. 

El horror de un tiroteo masivo en uno de los países más pacíficos del mundo

La transmisión en vivo de una matanza que cobró la vida de 50 personas es una de las características más desquiciadas del tiroteo perpetrado en las mezquitas de Al Noor y Linwood Masjid.

Según la data de Facebook, la transmisión en vivo fue vista más de 200 veces y el video de 17 minutos fue visto unas 4000 veces antes de que se eliminara definitivamente.

Las imágenes de horror ya circulan en diversas páginas destinadas a ser una especie de repositorio del horror del mundo.