La trágica historia de la novia que apareció muerta luego de su despedida de soltera

Luiggi Diaz
23 Mar. 2019 | 13:26h

Irlanda del Norte. Su familia decidió enterrarla con el vestido de novia con el que iba a casarse.

A los 30 años, Ruth Maguire tenía todo listo para contraer matrimonio con James Griffin en el mes de agosto. Ambos ya vivían juntos al lado de sus tres hijos en su casa de Belfast, Irlanda del Norte, pero les faltaba la ceremonia que sellaría sus vidas que la compartían desde hace doce años.

Previo al matrimonio quiso celebrar su reciente cumpleaños y a la vez su despedida de soltera con una reunión al lado de sus mejores amigas, no obstante, ese sería el última día que sus seres queridos sabrían de ella con vida.

PUEDES VER Exigen utilizar aceite de marihuana para tratar las convulsiones de su bebé

Para esto, Ruth Maguire fue el día sábado pasado hasta un bar en Carlingford, pero tras la fiesta el cuerpo de la novia desapareció durante algunas horas. Esto desencadenó un búsqueda incesante de la policía, su pareja y su familia.

Finalmente su cuerpo fue encontrado unos días después flotando en un lago cercano. Autoridades confirmaron que la muerte fue por ahogamiento. “No hay nada más que decir. Esto es un trágico accidente” , dijo un portavoz de la policía.

La hermana mayor de Ruth, Rachel Wilkinson, dijo que no sabía cómo ni en qué momento sucedió. Incluso  contó a Belfast Telegraph que a las 12:12 a.m del día domingo Ruth subió un video a Instagram donde se mostraba contenta.

La última persona que se comunicó con ella fue su novio James, quien habló con ella al promediar las 7:00 p.m. del sábado y dijo que la notaba muy bien. “Estaba en buen estado, sonaba feliz y no parecía haber bebido mucho ni nada; parecía normal”, reveló al  citado medio.

PUEDES VER "Hacer el amor bajo las estrellas": la lista de deseos de una joven víctima de cáncer terminal [FOTOS]

Hasta el momento nadie encuentra la razón del porqué Ruth tuvo que ir sola hasta el sector del lago, ya que se sabe que ella no era de tomar mucho licor. Piensan que pudo haber perdido el rumbo en medio de la noche, aunque hasta ahora será una incógnita.

“Se iba a casar el 8 de agosto, todo estaba listo, iba a tener 180 invitados. Vamos a ponerle el vestido de novia en su ataúd”, dijo la hermana de Ruth.

Y así fue, la madre de tres hijos fue sepultada con su vestido de novia en una sentida ceremonia en Belfast donde fue acompañada de su familiares, amigos, compañeros de trabajado y las personas que la recordaron en su labor como asistente médica en el Hospital Daisy Hill, en Newry.