“No dejé de besar su rostro mientras cerraban su ataúd”: el cáncer mató a su bebé de 1 año [FOTOS]

En Estados Unidos. Una madre contó, a través de Facebook, el doloroso proceso que pasó tras la muerte de su bebé de 1 año, a quien le diagnosticaron un cáncer severo. 

En Estados Unidos. Una madre contó, a través de Facebook, el doloroso proceso que pasó tras la muerte de su bebé de 1 año, a quien le diagnosticaron un cáncer severo. 

El cáncer le arrebató un pedazo de su vida. Cuando le informaron a Savanna Tate que estaba embarazada de trillizos, la alegre noticia se combinó con el miedo porque el médico no pudo encontrar el latido del corazón del Bebé C. El hecho sucedió en Estados Unidos

Le dijeron que el menor probablemente no sobreviviría. Sin embargo, dos semanas después, los médicos supieron que vendría un pequeño luchador. El 12 de marzo de 2015 nacieron Heath, Reese y Hayes. Los tres lucen sonrientes en una página de Facebook.

Su familia estaba completa, y todo era perfecto hasta que Hayes comenzó a empeorar. El 7 de enero de 2016, se les dijo que tenía un tumor que ocupaba un tercio de su cerebro. A pesar de la agotadora quimioterapia, la pequeña falleció el 3 de diciembre de 2016.

Presa del dolor, Savanna Tate ha decidido contar, en Facebook, el oscuro proceso de la pérdida . Junto a su esposo, Steve, creó la Fundación HayesTough, que trabaja para proporcionar ayuda financiera y apoyo emocional a las familias afectadas por el cáncer infantil.

Niño

“Mi corazón se rompe diariamente cuando pienso en este momento. El momento justo antes de que cerraran permanentemente el ataúd de Hayes. No podía dejar de besar su dulce cara y decir "lo siento mi dulce bebé" una y otra vez”, se lee en su testimonio desgarrador de Facebook

Una esposa que pierde un marido se llama viuda. Un marido que pierde una esposa se llama viudo. Un niño que pierde a sus padres se llama huérfano. No hay una palabra para un padre que pierde un hijo.

Cada año, casi 100,000 niños mueren de cáncer infantil, lo que equivale a casi 300 pequeños por día. A pesar de estos números, la investigación del cáncer infantil está muy poco financiada.

Niños

“Es algo a lo que la gente no le da una palabra porque no se habla. Es demasiado miedo. Esta es nuestra realidad. Cuando entré en la unidad de cáncer en Primary Children's Hospital, vi todas estas cabezas hermosas y calvas y recuerdo que pensé que debía haber una afluencia de cáncer infantil en Utah (Estados Unidos)”, continúa la misiva de Facebook.

La muerte de un hijo está más allá de lo compresible. “¿Sabes qué más fue increíblemente doloroso en su lucha contra el cáncer? Al ver a mi bebé batallar, literalmente grita a través del dolor del tratamiento del cáncer (…) perder a un niño te coloca en un grupo completamente diferente. Simplemente soy una madre perdida, simplemente duele mucho”, finaliza su dolorosa carta en Facebook.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO