Mujer asesina a su bebé a golpes porque no dejaba de llorar [VIDEO]

Mireya Fabian
h

Una madre de 21 años asesinó con sus propias manos a su bebé por no dejar de llorar y luego abandonó su cadáver en un descampado. El hecho ha causado consternación en Facebook

Karla Viridiana "N" es el nombre de la mujer que hace algunos días ha sido incriminada judicialmente en el caso del asesinato de su propio hijo de tan solo un año de edad. La decisión de la Fiscalía especializada en homicidios del Valle de México ha remecido las redes sociales, en especial Facebook, por lo indignante del caso que conduce a la muerte de un niño en manos de su madre, quien tiene 21 años de edad. 

Un comunicado realizado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) , compartidos en Facebook, ha revelado las incidencias de este hecho que ocurrió el pasado 3 de octubre, al interior de una vivienda en Tultitlán. Según registran las investigaciones. La mujer y madre de 21 años se encontraba al interior de la vivienda con su pareja sentimental y su bebé de un año de edad.

PUEDES VER Dio a luz en una fiesta, arrojó al bebé en un basurero y regresó "como si nada"

El niño, comentan, empezó a llorar sin cesar. Esto llevó a que la pareja decida golpearlo hasta acabar con la vida de su bebé. En la nota compartida en Facebook se menciona que horas después de su muerte, llevaron el cadáver del bebé hacia un descampado, ubicado en la colonia Santiago Teyahualco, en el municipio de Tultepec. Ahí finalmente lo abandonaron.

La investigación inició una vez encontrado el cuerpo. La celeridad de la indagación condujo a que se conociera la identidad de la víctima, permitiendo así identificar rápidamente a sus familiares. 

PUEDES VER Avión aterriza de emergencia porque madre olvidó su bebé en aeropuerto

Fueron estas pesquisas realizadas por los miembros de la policía de México lo que permitió que un agente del Ministerio Público pida a un juez librar una orden para capturar a la madre del niño, la cual fue finalmente otorgada.

La mujer se encuentra ya en el Centro Penitenciario y de Reinserción Social de Cauautitlán. Ella ha quedado a disposición de un juez el cual ya la ha vinculado a un proceso por homicidio calificado. Las investigaciones, que cerrarán en dos meses, permitieron encontrar que esta muchacha y madre de 21 años también enfrentó un proceso legal por robar con violencia.