“Ví morir personas delante mío”: el testimonio de sobrevivientes al tiroteo

Irene Ignacio
h

Esta mañana se registró un ataque racista a dos mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, con al menos 49 muertos. Este es el crudo testimonio de los sobrevivientes al tiroteo.

El tiroteo en Nueva Zelanda ha dejado al menos a 49 muertos y 48 heridos. De ellos, unos 20 están en gravedad. Los autores del atentado visitaron dos mezquitas de Christchurch y dispararon contra los creyentes del Islam. Las autoridades neozelandesas han detenido al menos a cuatro personas. Uno de ellos, Brenton Tarrant, transmitió el atentado desde las redes sociales.

Brenton Tarrant irrumpió en una mezquita de Christchurch en las que estaban 300 personas. “Estaba muy tranquilo, tranquilo y silencioso, como es cuando comienza el sermón”, contó Farid Ahmed. “De repente, comenzó el tiroteo”, indicó.

PUEDES VER Masacre en Nueva Zelanda: un autor del atentado emitió el ataque por redes sociales [VIDEO]

En cuestión de minutos correría la sangre por la mezquita de Christchurch, Nueva Zelanda. El lugar de calma se convertiría en verdadero caos y la desesperación primaría sobre la religión.

“Escuché gente gritando, llorando, vi gente caerse muerta delante mío. Yo no me podía mover solo, así que no me podía escapar”, narra así Ramzan, un hombre que se moviliza en silla de ruedas y que sobrevivió al tiroteo en Nueva Zelanda, de acuerdo a The Guardian.

En el acto murieron unas 41 personas. A poco más de 6000 metros, en la mezquita de Linwood, fueron asesinados siete más. La última víctima murió mientras la llevaban a un hospital de Nueva Zelanda.

El video de Brenton Tarrant muestra como le disparó a las víctimas varias veces, sin mediar palabra. El australiano de 28 años, que participó en el tiroteo de la mezquita de Al Noor, Christchurch, cambió de rifle durante el “atentado terrorista”.

PUEDES VER Nueva Zelanda: al menos 49 personas muertas tras ataque en mezquitas de Christchurch

“Algunas personas tenían sangre en su cuerpo, otras personas cojeaban. Fue en ese momento que me di cuenta de que las cosas eran realmente serias”, afirmó Ramzan. 

Apenas escuchó los disparos, Syed Mazharuddin corrió fuera. Vio morir a dos amigos suyos. A uno le dispararon en la cabeza, a otro en la frente. “Había entre 60 y 70 personas allí. Justo alrededor de la entrada había personas mayores sentadas allí orando y él comenzó a dispararles”, indicó, de acuerdo al medio citado, el sobreviviente al tiroteo en Nueva Zelanda.

Syed Mazharuddin regresó después con la ayuda, pero la policía no le permitió pasar. "No pude salvar a mi amigo", se lamentó el creyente del Islam.

Aunque el atentado en Nueva Zelanda fue realizado por creyentes de la "supremacía blanca" en contra de "los migrantes", ciudadanos neozelandeses rechazaron el ataque racista. Acudieron con flores a las mezquitas.