Prisión y orden de alejamiento para la madre que abofeteó a su hijo que no quiso bañarse

Luiggi Diaz
h

Un juzgado español consideró que la madre había hecho uso de excesiva violencia para corregir al menor.

Una polémica sentencia ha dado la Audiencia de Pontevedra, en España, la cual dictó dos meses de prisión y una orden de alejamiento contra una mujer que abofeteó a su hijo de 10 años porque este no quería entrar a la ducha.El tribunal indicó que se hizo uso de violencia sin justificación.

Los hechos ocurrieron el 20 de mayo del año pasado en la casa donde ambos vivían. El menor se habría negado a la orden de la mujer a tomar un baño, por lo que tras una fuerte discusión ella le lanzó un par de cachetadas en las mejillas.

PUEDES VER Niño de 11 años disparó contra su padre policía porque le quitó el Play Station

El parte del incidente indica que los golpes proferidos causaron que dicha área del rostro del niño se sonrojaran por lo que fue atendido por un médico facultativo, sin embargo, no requirió un tratamiento posterior, informa el diario El País.

Ante esto, el jurado ha decidió ratificar la pena, no obstante, ha sustituido la cárcel efectiva por dos meses de trabajos sociales. Asimismo, dispuso una orden de alejamiento del niño por un plazo de seis meses.

En dicho plazo, la mujer no podrá estar cerca del niño a una distancia menor a los 200 metros. Asimismo, aunque el audiencia no ha fijado indeminización por el caso, ha pedido que se haga cargo de los costos del proceso, detalla el citado medio.

PUEDES VER Madre agrede a una maestra porque a su hijo no le gustó desayuno [FOTOS]

En su defensa, la madre indicó que estaba en todo su derecho a educar y corregir a su hijo como ella lo crea conveniente.

Por ello, tras emitir el fallo, el tribunal de la sección segunda de la Audiencia de Pontevedra precisó que es necesario tener en cuenta la Convención de los Derechos del Niño, el que se indica que la corrección de los padres a los niños  “debe ser ejercida de forma moderada y razonable”.