Joven quedó embarazada tras ser abusada desde los 9 años por su padre y hermano

Luiggi Diaz
2019 M03 14 | 09:38 h

Cuando la adolescente de Argentina se lo contó a su mamá, esta la obligó a ponerse un dispositivo intrauterino para que no vuelva a embarazarse.

En Argentina, una joven no soportó más los abusos sexuales que sufrió desde los 9 años de edad por parte de su padre y hermano, hasta que decidió denunciarlos. Ahora, los responsables podrían recibir penas bastante ejemplares luego que un juez diera la razón a la víctima.

La muchacha, residente en la provincia de San Juan, contó a la justicia que decidió acabar con su infierno en el 2017, cuando tenía 16 años, luego de contarle a su novio sobre que desde niña su padre la abusaba con tocamientos indebidos. El joven animó a la adolescente a denunciarlos de inmediato.

PUEDES VER Emborrachó a joven universitaria, la violó y transmitió todo por Snapchat

Ella narró que tras cuatro años de sometida a su progenitor, su hermano empezó a violarla. Desde entonces, los ultrajes se volvieron cada vez más numerosos por parte de ambos.

La víctima quedó embarazada a los 15 años, sin embargo, la obligaron a abortar a los tres meses de gestación. Cuando se lo contó a su madre, ella en lugar de ayudarla, le dijo que tenía que acostumbrarse a los abusos y luego la llevó a un hospital para que le coloquen un DIU (dispositivo intrauterino) con el cual ya no podría embarazarse, según una versión que recoge el Diario de Cuyo.

Al ser detenidos e interrogados por la justicia una vez hecha la denuncia de la menor, los acusados se defendieron negando todo y afirmaron que todo se trata de una venganza porque ellos no le regalaron nada cuando la adolescente cumplió 15 años de edad.

PUEDES VER Piden liberar a acusado de violar a su hijastra porque menor tenía “experiencia sexual”

Sin embargo, tras revisar las pruebas recogidas en la investigación, el juez Benedicto Correa le dio la razón a la joven y dictó aquel año la prisión preventiva para el padre y el hijo , de 50 y 22 años, respectivamente, y la madre.

A la joven no solo la respaldan su versión, la de su novio y la de su madrina, sino también el examen psicológico realizado luego de sentar la denuncia y un pasado registro de su ingreso a un hospital para hacerse un legrado.

El juicio para dictar las penas comenzó ayer. Los hombres son acusados de abuso sexual con acceso carnal y corrupción de menores, y la mujer por facilitar la corrupción sexual de su propia hija, informa el citado medio.

La menor viene recibiendo ayuda psicológica por parte de las autoridades de Argentina.La justicia ha exigido que se tomen las medidas restrictivas adecuados de la víctima con sus abusadores.