Atropellaron a su hija de dos años, la envenenaron y pusieron videojuegos mientras moría

La República
h

En Reino Unido. Abigail Leatherland y su pareja Tom Curd atropellaron a su hija Eve y luego le suministraron una gran cantidad de codeína. La menor falleció mientras ellos se divertían con videojuegos. 

Un tribunal inglés enjuició, este martes, a una mujer y su novio tras comprobar que atropellaron a su hija de 2 años y luego la envenenaron en su propia casa. La víctima, Eve Leatherland, tenía solo 22 meses y murió en octubre de 2017 en Liskeard, Cornwall (Reino Unido), con lesiones causadas por un accidente automovilístico.

La pequeña tenía el cráneo y el hígado fracturado, las costillas rotas. Pese a ello, su madre Abigail Leatherland, de 24 años, y su novio Tom Curd, de 31, no consiguieron ayuda inmediata. La autopsia reveló que la menor ingirió una gran cantidad de codeína, una sustancia extraída del opio, menos tóxica que la morfina, que se emplea como analgésico y narcótico. 

PUEDES VER: Encontró a su esposo abusando de su hija y lo mató de 185 cuchillazos

Aunque la pareja ha negado los hechos, será procesada por asesinato, homicidio por negligencia grave y por causar la muerte de una menor. El juez responsable del caso, Sean Brunton, se mostró indignado y señaló que la sentencia será drástica.  

“Obviamente, si la hubieran llevado al médico, las lesiones de la niña hubieran salido a la luz y los hubieran descubierto. No era una buena opción para ambos”, detalló el magistrado.

De acuerdo a su informe, tras suministrarle codeína, ambos se tendieron a ver televisión, pusieron videojuegos y emplearon Facebook mientras la pequeña Eve moría en su habitación, debido a la sobredosis. El Servicio de la Fiscalía de la Corona, por su parte, indicó que es "inconcebible" que no se dieran cuenta de que la nena expiraba.

Finalmente, Abigail Leatherland llamó al 999, el 5 de octubre de 2017, cuando Eve ya tenía varias horas de fallecida. En el Hospital Derriford, adonde fue trasladada vía aérea, solo confirmaron su defunción. El juicio empezó este martes y se extenderá por los próximo dos meses.