Mujer asesinó a su hija de 11 años “para evitar que tenga relaciones sexuales”

Irene Ignacio
h

Rosa Alcides Rivera pensaba que su hija era sexualmente activa porque “sonreía diferente”. Dijo a la policía de EE. UU. que la mató para evitar que intimara “con hombres”.

Estados Unidos ha sido testigo de la detención de una mujer, acusada de matar a su propia hija. Según las investigaciones de la policía norteamericana, Rosa Alcides Rivera asesinó a la pequeña Aleyda Rivera, de 11 años de edad.

Rosa Alcides Rivera, de origen hispano, condujo hasta el hospital de Winnie Palmer, Florida, este domingo en la mañana y exigió atención para su hija Aleyda Rivera. Sin embargo, cuando el personal del centro de salud la revisó, la niña estaba muerta.

PUEDES VER Arabia Saudita es el primer comprador de armamento en el mundo

“Mi bebé se ha ido”, se lamentó la mujer de Estados Unidos. Luego, sacó un cuchillo. La policía la detuvo con ayuda de los guardias de seguridad del hospital ubicado en Florida.

Rosa Alcides Rivera confesó haber apuñalado a su hija, señalaron diversos medios locales de Estados Unidos.

Según las autoridades de Florida, la gestación del hecho de sangre inició en una casa ubicada en Cita del Drive. La mujer había acusado a su novio de “tener relaciones sexuales” con su hija de 11 años. La niña habría negado eso, de acuerdo a los testigos.

Además, la mujer pensaba que su hija intimaba con hombres “porque sonreía de manera diferente”, según la declaración jurada que firmó. La mujer de origen hispano dijo que la asesinó “para evitar que tuviera relaciones sexuales con hombres”, de acuerdo a las declaraciones de las autoridades de Estados Unidos.

Un funcionario del condado de Orange, John Mina, indicó que no había evidencia para la acusación de la madre asesina. “No creemos que sea cierto”, indicó el hombre.

La pequeña Aleyda Rivera fue asesinada por su propia madre en vísperas de su cumpleaños número 12. Este jueves, la menor hubiera celebrado su onomástico en Estados Unidos.