El testimonio del buzo que fue tragado y escupido por una ballena en Sudáfrica [VIDEO]

Marianhe Araque
h

En YouTube. El buzo, junto a su esposa y un fotógrafo, grababan un cardumen de peces, cuando llegó, desde el fondo, una ballena de 25 toneladas.

En Sudáfrica. Desde hace varios días, las imágenes en donde se observa como una ballena se traga, por unos minutos, a un buzo, en las costas de Port Elizabeth, han dado la vuelta al mundo. El hombre, que por fortuna sobrevivió, relató los momentos de pánico dentro del cetáceo a través de la plataforma de YouTube.

Ese día, Rainer Schimpf, que estaba junto a su esposa Silke y un fotógrafo, filmaban delfines, tiburones, alcatraces, pingüinos y cormoranes, mismos que se alimentaban de sardinas, cuando llegó, desde el fondo, un rorcual de Bryde de 15 a 25 toneladas (nombre científico de esta especie de ballenas).

PUEDES VER “¿Pueden las chicas ser presidentas?”: la carta de una niña que conmueve Sudáfrica

"Sentí presión alrededor de mi cintura, y supe inmediatamente lo que estaba pasando", agregó. "Solo fueron unos segundos, hasta que el rorcual se dio cuenta de su error y abrió la boca para escupirme", dijo para el video en YouTube.

Silke, junto a su otro compañero, entraron en pánico, sin embargo, lograron captar lo que ocurrido con el buzo y la ballena.

En las imágenes solo se observa las piernas de Shimpf fuera de la ballena, una especie que se alienta de pequeños peces y crustáceos. 

Luego de que la rorcual de Bryde lo escupió, el buzo comenzó a verificar si en su cuerpo no tenía huesos o costillas rotas: “Todo estaba bien”.

buzo-ballena

Shimpf, de 51 años, tiene 20 años de experiencia en el buceo y sabía que se exponía al peligro: "los predadores como las ballenas o los tiburones embisten hacia sus presas y muchas veces nuestra visibilidad está muy reducida", relató en YouTube.

"Nuestra determinación en garantizar al medio ambiente, la mayor atención y protección sigue intacta". "Si debiera volver a nacer me gustaría hacerlo como ballena", añade Schimpf, para una entrevista en Sudáfrica.

Las imágenes en YouTube de Shimpf lo hicieron viral en cuestión de segundo, tras compararlo con Jonás, un personaje de la Biblia que pasó tres días dentro de una ballena.