Venezuela: saqueos en supermercados y alimentos malogrados por apagón eléctrico

Irene Ignacio
h

Autoridades del régimen de Nicolás Maduro detuvieron a cientos de personas que ingresaron a supermercados durante el apagón en Venezuela para llevarse comida.

Venezuela en crisis. Este fin de semana la falta de energía eléctrica en gran parte del país agudizó la situación que atraviesa el país petrolero. El apagón masivo, el más largo en la historia venezolana, afectó el estado de los pacientes y provocó que los alimentos que necesitan refrigeración se malograran.

En Venezuela se está viviendo una verdadera crisis energética. Este fin de semana se registraron robos organizados al este de Caracas, la capital. Los ciudadanos se llevaron algunos alimentos y artículos de higiene, que son escasos y caros. Esta situación se replicó en el resto del país caribeño.

PUEDES VER Apagón en Venezuela: trámites migratorios son llenados con lapicero en aeropuerto de Caracas

La policía del régimen de Nicolás Maduro detuvo al menos a 40 personas que saquearon supermercados, los cuales estaban cerrados por el apagón en Venezuela. La cúpula chavista pidió “calma” a la población y anunció un “patrullaje activo”.

“Estoy muy nerviosa porque esta situación no se resuelve, la poca comida que tenemos en la nevera se nos va a echar a perder. ¿Hasta cuándo vamos a soportar esto?”, declaró Francisca Rojas, una jubilada de 62 años a la AFP.

Además de las escasez de medicinas y la hiperinflación, el apagón en Venezuela está provocando que los alimentos se malogren. Esto no solo afecta a los ciudadanos, sino también a los centros de salud, que refrigeran algunos fármacos, y a los supermercados.

Después de que la oposición señalara el estado de desabastecimiento en el país, el régimen mostró que algunos supermercados sí contaban con productos. Sin embargo, el precio era considerablemente alto, en relación al sueldo mínimo de un venezolano. Debido a eso, había alimentos en los mostradores y el los refrigeradores de los comercios. Sin embargo, tras más de 60 horas sin energía eléctricas, muchos estarían a punto de descomponerse. Aún se ha calculado cuánta comida se desperdiciaría en Venezuela.

El régimen de Nicolás Maduro ha responsabilizado a la hidroeléctrica Guri del corte de energía eléctrica y la ha acusado de “sabotaje”. La jornada laboral se ha suspendido en toda Venezuela, así como las clases, debido al apagón masivo.