Niño de 11 años disparó contra su padre policía porque le quitó el Play Station

Luiggi Diaz
h

Menor que se encuentra recluido luego un fiscal de Indiana lo acusara de intento de asesinato, aseguró que si hubiera tenido la oportunidad de disparar contra la cabeza de su padre, lo hubiera hecho.

Un niño de apenas 11 años de edad puso en peligro la vida de su padre policía, luego que le disparara con una pistola porque le negó el acceso a los videojuegos por una aparente tarea pendiente que el menor debía de cumplir. El hecho ocurrió en el estado de Indiana, en los Estados Unidos.

Sucedió el pasado 21 de febrero al promediar las 11 de la noche cuando Matt Makowski y su esposa prohibieron a su hijo manipular las consolas de videojuegos hasta que terminara con sus responsabilidades.

PUEDES VER EE.UU.: impactante momento en que policía dispara 15 veces contra hombre que no bajó de auto

Muy molesto, el escolar fue hasta el vehículo de su padre de donde sacó una pistola calibre 45, el arma reglamentaria Makowski. Luego se dirigió hasta donde encontraba y le disparó en las piernas, informó el diario South Bend Tribune.

Según la versión de la madre del niño, ella se encontraba en su habitación durmiendo cuando escuchó los gritos de auxilio de su esposo. Al percatarse  pudo ver al policía mal herido, además alcanzó a notar a su hijo en las escaleras con el arma en la mano. La mujer reveló que se encerró en su habitación hasta la llegada del 911, al que llamó minutos antes.

Cuando llegó la policía, el niño fue detenido y al ser interrogado contó que se encontraba muy molesto porque sus padres se habían escondido  una computadora, una Xbox y una Play Station. Asimismo, narró que esperó hasta 10 minutos para que su progenitor se diera la vuelta y así no se diera cuenta que él era el tirador. Aunque lo más aterrador fue que confesó que buscó una posición en la que pudiera apuntar a la cabeza de su padre, pero al no poder encontrarla solo atinó a disparar en la parte baja.

PUEDES VER Pidió matrimonio a desconocida, ella aceptó y ahora podrían ir a la cárcel

El niño fue detenido y la semana pasada la Oficina del Fiscal del Condado de St. Joseph acusó al menor de cometer un acción delictiva por intento de asesinato, el cual es considerado como un delito grave. Por lo pronto se encuentra recluido en el Centro de Justicia Juvenil de Indiana y el 10 de abril volverá a acudir a la corte para revisar su caso.

Con el caso difundido, medios locales revelaron que el menor antes ha estado involucrado en episodios de violencia con sus compañeros de escuela.