Once años de cárcel para mujer que sometió a su hija a un acto satánico

La República
h

El hecho ocurrió en el Reino Unido. La mujer también tenía en su poder imágenes obscenas de niños

Una madre fue condenada a once años de cárcel luego de que mutilara el genital de su hija de tres años, en el Reino Unido. La mujer también tenía en su poder imágenes obscenas de niños. 

Los activistas del Reino Unido han celebrado esta decisión “histórica” y "decisiva", sobre todo en un momento de mucha zozobra en el país debido a la ola de crímenes con arma blanca.

PUEDES VER: Operativo contra pornografía infantil es realizado en 10 inmuebles [VIDEO]

La jueza a cargo del caso, Philippa Whipple, detalló que la madre había realizado la mutilación en un acto de brujería.

“Es una práctica bárbara y un delito grave que ataca a las mujeres, especialmente cuando son jóvenes y vulnerables. Ella traicionó la confianza de su pequeña”, enfatizó.

La mujer ugandesa, de 37 años, y su compañero ghanés, de 43 años, son investigados desde agosto del año pasado, cuando el caso se hizo público. 

En su casa de Walthamstow, al este de Londres, la policía encontró evidencias de actos satánicos, incluidos hechizos escritos dentro de limas congeladas y dos lenguas de vaca con tornillos incrustados.

“Estaban atadas con alambre y con un pequeño cuchillo sin filo también incrustado en ellas, se encontraron 40 limas y otras frutas, que cuando se abrían contenían pedazos de papel con nombres en ellas. Los nombres incluidos incluyen a los agentes de policía involucrados en la investigación del caso, la trabajadora social, su propio hijo y el entonces director de la fiscalía", detalla el parte policial.  

Reino Unido

Durante su defensa, la acusada señaló que su pequeña se encontraba buscando una galleta cuando se cayó y se cortó en el borde de un armario, cerca de la cocina. sin embargo, más tarde, la niña le dijo a los oficiales que había sido cortada por una "bruja". 

Esta es la primera condena por Mutilación Genital Femenina (MGF) en el Reino Unido, un delito que conlleva una pena máxima de 14 años de cárcel. La sentencia se realizó justo en el Día de la Mujer. Aunque antes se realizaron tres juicios de este tipo, terminaron en absoluciones.