No pudo con la depresión: una madre falleció luego de que su esposo violó y estranguló a su hija de 6 años

La República
h

En Rusia. Anna Zubko, de 27 años, no se reparó del terrible episodio que puso fin a la vida de su pequeña. Un resfriado mal tratado le produjo una neumonía y, cuando solicitó ayuda médica, fue demasiado tarde. 

Una mujer, cuyo esposo violó y mató a su hija de 6 años, murió con el "corazón roto" tras largos meses en estado de depresión. Se trata de Anna Zubko, cuyo cónyuge, Yaroslav Oleinikov, abusó y asesinó a la pequeña Veronika en setiembre del año pasado. 

Su cuerpo fue hallado por la policía en un jardín, junto a su juguete favorito. El terrible hecho ocurrió en la ciudad de Rostov-on-Don, Rusia

PUEDES VER: Olga Ladyzhenskaya: Google homenajea a la matemática rusa más rebelde del siglo XX

Un examen médico forense demostró que la menor sufrió abuso sexual en múltiples ocasiones, antes de ser estrangulada. Tras su funeral, Anna fue privada de sus derechos paternales y su hijo Ivan, de tres años, fue internado en un orfanato.

Su estado mental la hacía indiferente a su salud. Hace un mes se resfrió, pero no hizo nada para curarse. Pronto la enfermedad se convirtió en neumonía y, cuando solicitó ayuda médica, fue demasiado tarde.

Ella murió seis meses después de su amada hija.

Anna era una trabajadora de la limpieza en un supermercado local. Su marido estaba desempleado. Los lugareños aseguran que la familia era tranquila y aislada. “La niña asesinada no asistía a un jardín de infantes por alguna razón y apenas podía hablar. Aunque nunca he visto a los padres estar borrachos o discutiendo entre ellos. Parecían ser una familia normal", manifestó un vecino.

Oleinikov será juzgado pronto y podría enfrentar hasta 20 años de prisión.