Olga Ladyzhenskaya: Conoce más sobre la vida de la matemática soviética que hoy cumpliría 97 años

Nicol Leon
h

Han pasado 97 años desde que nació Olga Ladyzhenskaya, matemática soviética que dejó importantes aportes al mundo de la ciencia.

Hoy se conmemora el nacimiento de Olga Ladyzhenskaya, matemática soviética cuyos aportes la convirtieron en una de las pensadoras más influyentes de su generación.

Las ecuaciones diferenciales parciales y la dinámica de fluidos fueron sus más importantes descubrimientos que ayudaron a desarrollar las investigaciones sobre los pronósticos meteorológicos, la aerodinámica, la oceanografía y la medicina cardiovascular

PUEDES VER Olga Ladyzhenskaya: doodle de google celebra los 97 años del nacimiento de famosa matemática rusa

¿Quién fue Olga Ladyzhenskaya?

Olga Ladyzhenskaya tuvo que enfrentar varios obstáculos para estudiar matématicas en la universidad por los abusos del gobierno soviético de Rusia.

Los representantes de este sistema ordenaron una persecución contra su familia y asesinaron a su padre, un matemático docente a quien consideraban como "enemigo de la gente".

En ese entonces, la matemática soviética tenía 15 años y, a diferencia de sus dos hermanas que fueron expulsadas del colegio, ella pudo continuar estudiando por sus excelentes calificaciones.

Sin embargo, al cabo de un tiempo, fue impedida de continuar sus estudios en la Universidad de Leningrado por llevar el apellido de su padre. Al igual que él, Olga tuvo que ejercer la docencia por las necesidades económicas de su familia.

No fue hasta un año después de la muerte de Joseph Stalin que la pensadora logró ingresar a la Universidad de Moscú por la influencia que una de las madres de sus alumnos tenía con el rector.

Destacó tanto por su gran capacidad que se le otorgó una tarjeta de racionamiento para trabajadores con la que empezó a alimentarse, pues sus pocos recursos no se lo permitían. También accedió a seminarios avanzados a los que no todos podían ingresar. Incluso allí, Olga Ladyzhenskaya resaltaba.

Aportes de Olga Ladyzhenskaya

Olga Ladyzhenskaya invitó a los más grandes matemáticos de Moscú y a jóvenes estudiantes a un seminario sobre ecuaciones en derivadas parciales poco antes de culminar sus estudios.

Este tema se convirtió en una de sus grandes pasiones por influencia de Petrovsky, su tutor.

Dos años después de que se graduara en 1947, Olga presentó una tesis doctoral sobre la Teoría de Ecuaciones en Derivadas Parciales, un aporte que le abrió las puertas para participar en el seminario de Física Matemática de San Petersburgo, evento que lideró hasta su fallecimiento.

En 1951, la matemática soviética culminó su tesis, pero esta no pudo ser publicada hasta dos años después, cuando Stalin murió.

Ese mismo año, lanzó su primer libro "Problemas mixtos para una ecuación hiperbólica" y un año después empezó a enseñar en la Universidad Estatal de San Petersburgo y a investigar en el Instituto de Matemáticas Steklov de la Academia de Ciencias de la URSS, entidad que posteriormente dirigiría hasta 1991.

En 1961, Olga Ladyzhenskaya publicó el libro "La teoría matemática del flujo incomprensible viscoso", otro gran aporte para la física matemática.

250 artículos y siete libros sobre ecuaciones en derivadas parciales fueron las contribuciones de la estudiosa.

Reconocimientos de Olga Ladyzhenskaya

Olga Ladyzhenskaya no aceptaba participar en eventos internacionales sobre matemática a los que era invitada porque el régimen comunista le impedía viajar al extranjero.

El único evento al que asistió fue el Congreso Internacional de Matemáticos (ICM), en Edimburgo.

Tuvo que esperar 30 años para visitar otros países y contactar con matemáticos extranjeros especialistas en el mismo tema que ella.

En 1994, el ICM de Zúrich le pidió que fuera la oradora de la ICM Emmy Noether Lecture.

También recibió premios como la Medalla de Oro Lomonosob Medal, la medalla loffe y la medalla de la Universidad de San Petersburgo.

¿Por qué falleció Olga Ladyzhenskaya?

El 12 de enero de 2004, dos meses antes de que cumpliera 82 años, la matemática soviética falleció mientras dormía.

Planeaba culminar en Florida un artículo sobre aspectos computacionales de la hidrodinámica que realizó dos días antes de este suceso.

Sus dificultades para observar la llevaron a utilizar lapiceros especiales para escribir.

Muchos no solo la recuerdan por sus investigaciones, sino por exponer sus perspectivas respecto al régimen político totalitario que dominó su país y que acabó con la vida de su padre.