Profesor le dio brutal golpe a su amante embarazada en el vientre porque no quiso abortar

Marianhe Araque
h

Emily Williams fue víctima de violencia de género. Ambos trabajaban para la misma universidad y él la amenazó con despedirla por negarse a 'deshacerse del bebé'.

Violencia de género en Inglaterra. Un profesor en una universidad en Gales del Sur le dio un puñetazo al estómago de su amante embarazada por no querer abortar, así lo informó las autoridades de ese país.

Stephen Lewis de 39 años, amenazó a la también profesora de botarla de la universidad.

PUEDES VER Obrero destruyó cinco casas porque no quisieron pagarle [VIDEO]

El hombre le dijo a la futura madre que se ‘deshiciera del bebé’, ya que él estaba casado y no quería exponer su relación de siete meses con el nacimiento de un niño.

En el tribunal del Inglaterra, Emily Williams dijo que Lewis le había pegado muy fuerte en el estómago, que comenzó a sangrar.

Lewis, después de una relación a largo plazo, comenzó un romance con Williams, que también trabajaba en Coleg Gwent en Newport, Gales del Sur, en Inglaterra.

El momento del ataque ocurrió cuando la pareja de Inglaterra salió a comer, y en el carro de Lewis, la mujer le dio la noticia de que tenía tres meses de embarazo.

 “Me dijo que había arruinado su vida y que nunca aceptaría tener un bebé”, relató William en una corte de Inglaterra

En el transcurso del viaje, el hombre la golpeó en la boca y luego en el estómago. Al instante ella sintió el dolor y comenzó a botar sangre. Además de ello, él acusado la amenazó con matar a sus otros hijos, sino dejaba de hablar del futuro bebé.

Tras el brutal golpe, ella le dijo: “estoy embarazada de tú hijo, cómo me puede hacer esto”.

Ambos comenzaron la relación en septiembre del 2017 y en abril del 2018, ella quedó embarazada.

“Le dijo que si ella revelaba el embarazo a alguien o continuaba con el embarazo, él se aseguraría de que ella perdiera su trabajo y se asegurara de que no pudiera trabajar para Coleg Gwent nuevamente”, dijo el fiscal Peter Donnison.

En la corte, Lewis negó la acusación por parte de la embarazada y aseguró que solo quería un aborto.

Actualmente, el juicio en Inglaterra, continúa.