Padre encerró en su habitación a niña durante 12 años porque creía que tenía ‘retraso mental’

Un caso extremo de maltrato infantil conmocionó a EE.UU. Genie Wiley fue encerrada en su dormitorio por 12 años y, a menudo, atada a una pequeña silla. Su padre se suicidó el mismo día del juicio.

Un caso extremo de maltrato infantil conmocionó a EE.UU. Genie Wiley fue encerrada en su dormitorio por 12 años y, a menudo, atada a una pequeña silla. Su padre se suicidó el mismo día del juicio.

La pequeña Genie Wiley pasó 12 años encerrada en su pequeña habitación. Cuando sus rescatistas intentaron ayudarla la menor saltaba ante sus ojos como una especie de conejo humano. Independientemente de dónde se hallase ella escupía constantemente, olfateaba y sonaba su nariz sobre cualquier cosa que se presentaba ante su mirada. El maltrato infantil a la que la sometió su padre dejó hondas secuelas.

El grado de aislamiento social afectó de tal forma a la niña que ella se tocaba íntimamente sin importar la presencia de público. Y a pesar de sentirse molesta o enojada nunca lloraba. Ella solo comprendía su propio nombre y las frases “basta” y “nunca más”.

La historia de Genie Wiley solo salió a la luz el 4 de noviembre de 1970, cuando fue rescatada a los 13 años. Ella había sido confinada a una pequeña habitación, en su casa de Estados Unidos, durante 12 años, y la investigación posterior reveló que la niña pasaba a menudo atada a una pequeña silla.

Cuando apenas contaba con 20 meses, en 1958, su padre la encerró en una habitación al creer que la pequeña era una ‘retrasada mental’. Así, la separó de su madre que es casi ciega y de su hermano de 6 años de edad, con el pretexto de protegerla. El caso de maltrato infantil conmocionó a la sociedad estadounidense.

Clark Wiley

Vale precisar que a la adolescente se le dio el nombre de Genie con el objetivo de proteger su identidad y privacidad. "Este no es el verdadero nombre de la niña, pero pensamos en lo que es un genio; un genio es una criatura que sale de una botella o lo que sea, y emerge a la sociedad humana más allá de su infancia. Suponemos que en realidad no es una criatura que tuvo una infancia humana“, explicó Susan Curtiss en unos 1.997 en el documental titulado Secretos de la niña salvaje.

Después del rescate de Genie, se descubrió que Clarke Wiley era un hombre controlador que odiaba el ruido y no quería tener hijos.

Un historial de muertes antes del caso de Genie

El primer hijo de Clarke Wiley murió luego de que este lo dejase en un garaje frío y el segundo por las complicaciones del nacimiento.

El padre le gruñía y ladraba a su pequeña hija para mostrar su disgusto y la golpeaba con ferocidad cuando ella se atrevía a responder

Aunque Clark Wiley fue acusado por el maltrato infantil al que sometió a su hija jamás purgó condena puesto que optó por el suicidio el mismo día del juicio.

Según el medio The Guardian, dejó una nota en la que señalaba que “El mundo nunca entenderá”.

Después de su rescate, Genie tuvo una larga estadía en el hospital y posteriormente se trasladó a una serie de hogares de acogida mientras los expertos monitoreaban su crecimiento y comportamiento.

Aunque no se sabe, con exactitud, donde se halla Genie en la actualidad, en el 2016 se reportó que ella vivía en un centro de atención estatal y se acercaba a su 60 cumpleaños.

Su caso lanzó una gran interrogante a la comunidad de expertos: ¿Puede un niño criado bajo la privación absoluta de contacto con otras personas y en aislamiento desarrollar las pautas del lenguaje?

Genie Wiley

Genie Wiley fue encerrada durante 12 años en una pequeña habitación porque su padre consideraba que presentaba 'retraso mental'. Foto: Mirror.
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO