Aseguran que Juan Guaidó podría ser detenido en la noche

Marianhe Araque
h

La mañana de este lunes, Juan Guaidó llegó a Venezuela, luego de una gira por Sudamérica con los presidentes de Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

El senador republicano por el estado de Florida en Estados Unidos, Marco Rubio, dijo que el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, podría ser detenido por la noche, sin medios de comunicación, ni diplomáticos.

“El riesgo de arresto contra Juan Guaidó sigue siendo muy real. El régimen de Maduro ha perfeccionado la burocratización de la represión. Emitir una orden de detención permanente de un tribunal de sellos de goma. Luego, en un momento de su elección, arrestarlo tarde por la noche sin medios de comunicación, diplomáticos o partidarios alrededor”, escribió Rubio en la red social de Twitter.

PUEDES VER El emotivo reencuentro de Guaidó con su madre tras su regreso a Venezuela [VIDEO]

Hace menos de una semana, el segundo más poderoso del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró que cuando Guaidó llegara a Venezuela, iba a ser esperado por el gobernador del estado Vargas, territorio donde se sitúa el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, para luego ser detenido, sin embargo, eso no sucedió.

La mañana de este lunes, Juan Guaidó llegó a Venezuela, luego de una gira por Sudamérica con los presidentes de Colombia, Brasil, Paraguay, Argentina y Ecuador.

En el avión comercial que lo llevó de vuelta tomó incluso el intercomunicador para hablarles a los venezolanos que viajaban con él, según videos difundidos en redes sociales.

"¿Se puede o no se puede?" preguntó. Los pasajeros respondieron emocionados: ¡Sí se puede!", refiriéndose a la posibilidad de sacar del poder a Maduro, a quien Guaidó tilda de "usurpador" por haber asumido para un segundo mandato fruto de "elecciones fraudulentas". 

Guaidó se mostró más que sereno frente al oficial de migración que le selló el pasaporte. "Bienvenido, presidente, eso me dijeron los funcionarios de migración", contó luego a periodistas.

En la zona de arribo de pasajeros del aeropuerto de Maiquetía, el legislador fue ovacionado por simpatizantes.

Allí lo aguardaban un grupo de diplomáticos europeos. Ya en las afueras del terminal, invadido por la emoción, subió al techo de una camioneta para arengar a opositores que lo esperaban con banderas y gorras tricolor.

Guaidó se trasladó luego en caravana diplomática hasta la plaza donde había citado a sus simpatizantes. "¿Hay un ápice de miedo?". "Nooo", respondió la gente, a lo que él añadió: "No va a ser a través de la amenaza que nos van a detener".

En un discurso de unos 40 minutos, bajo un sol que derretía, Guaidó no ocultó su desazón por no haber logrado el ingreso de donaciones de alimentos y medicinas enviados principalmente por Estados Unidos el pasado 23 de febrero, pero prometió que la ayuda llegará tarde o temprano para paliar la escasez.

Se burló de Nicolás Maduro afirmando que su banda presidencial solo era un disfraz por ser época de carnaval, llamó a nuevas movilizaciones y volvió a retar a los militares para que, sin más dilaciones, rompan con el gobernante socialista.

El pasado 23 de enero, Juan Guaidó se proclamó como presidente encargado, luego de asegurar que Nicolás Maduro usurpa el poder de Venezuela.