El drama de una joven que se casó sin saber que su esposo era un reclutador del ISIS

La República
h

Se casó en Londres sin saber que su esposo pertenecía al Estado Islámico. En 2015, fue obligada a viajar a Siria donde fue violada y maltratada. Esta es su terrible historia. 

Desgarrador testimonio. Fátima tiene 30 años y, en 2015, emprendió un viaje de Londres a Siria, tras casarse en medio de felicidad. Sin embargo, ella desconocía que su esposo era un reclutador del Estado Islámico (ISIS), y la obligó a apoyar al "ejército de liberación".

Allí, en la zona de mayor conflicto armado, fue acosada, violada y discriminada por su religión durante estos años. Pero Fátima decidió ponerle punto final a su desdicha y huyó. Hoy ha contado su drama al mundo. “Todo el tiempo ellos gritaban que yo era una p**a, se negaron a devolver mi velo”, indicó al Daily Mail. 

PUEDES VER: Hermanas sauditas que renunciaron al islam son buscadas para matarlas

Su vida estuvo marcada por la violencia. Mientras estaba en la escuela, sus compañeras lanzaban bromas sobre sus creencias. No pudo adaptarse. A medida que crecía, los insultos se volvieron aún más graves.

En Siria pasó un verdadero martirio. Según su testimonio, en una oportunidad los reclutadores le entregaron libros que justificaban el encarcelamiento de esclavas sexuales, decapitaciones y el uso de mujeres embarazadas en la lucha. 

Fátima se dio cuenta de que "la solución para la violencia nunca es más violencia" y regresó al Reino Unido días antes de que las fuerzas kurdo-árabes, apoyadas por la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos, bombardearan el último reducto del grupo yihadista ISIS en Siria.

Casi 40 mil personas de diversas nacionalidades han abandonado el territorio en los últimos tres meses mientras las Fuerzas Democráticas de Siria buscaban expulsar a los militantes del ISIS de la zona.

Horror

El último domingo, un depósito subterráneo de municiones estalló y provocó una enorme deflagración, que destruyó una parte de un campamento improvisado montado por los yihadistas.

Sobre el techo de una casa próxima al área de los ataques, un comandante de las FDS explicó que la mayor parte del campamento ya ha sido recuperado.