La historia del afroamericano que se convirtió en líder de un grupo neonazi

Irene Ignacio
h

James Stern logró llegar este año a la cima de un movimiento neonazi de Estados Unidos mediante engaños. Quiere destruir la organización racista desde dentro.

En Estados Unidos, un activista afroamericano logró alcanzar la cima de un uno de los mayores grupos racistas que mantiene la ideología de la “supremacía blanca”. Así, el anterior presidente del Movimiento Nacional Socialista, Jeff Shoep, terminó cediéndole el mandato a James Stern en enero pasado.

Años atrás, James Stern cumplía una condena en una cárcel de Estados Unidos. Allí conoció a un líder del Ku Klux Klan, Edgar Ray Killen. Este último estaba cumpliendo una condena por matar a tres trabajadores de derechos civiles. Aunque al inicio el neonazi se dedicaba a agredirlo, terminó confiando en él y le cedió sus activos.

PUEDES VER Super Bowl 2019: Rinden homenaje a Martin Luther King en medio de polémica racial

Fuera de la cárcel, el entonces líder del grupo neonazi Movimiento Nacional Socialista, Jeff Shoep, contactó con James Stern para preguntarle por la relación con el dirigente del Ku Klux Klan, quien había fallecido. Ellos discutían sobre historia, política y hasta "cuestiones raciales”.

En enero de 2019, Jeff Shoep le contó que el Movimiento Nacional Socialista de Estados Unidos estaba afrontando un juicio por la muerte de una afroamericana en una marcha racista.

Esa fue la oportunidad perfecta para que James Stern convenciera al neonazi de ponerlo al frente de la organización racista. Si un hombre negro estaba al mando del grupo, la opinión pública y los tribunales tendrían que, esa fue la excusa, “mirarlo con otros ojos”.

Jeff Shoep le dio un documento en el que reconocía a James Stern como el presidente del grupo neonazi. Acto seguido, el activista afroamericano se dispuso a acabar con la organización. Aunque no ha sido respaldado por los integrantes, él presentó ante el juez un papel firmado en el que indicaba que era “decisión del Movimiento Nacional Socialista declararse culpable de todas las acciones recogidas en la demanda con él”, según The Washington Post

De esta manera, aunque no está reconocido por los neonazis del grupo racista, puede actuar como presidente del Movimiento Nacional Socialista de Estados Unidos en los juicios. Cuando termine el pleito legal, planea utilizar la página web para explicar qué significó el Holocausto.