Así fue la salida de Lula da Silva de prisión para ir al funeral de su nieto [FOTOS]

grupo larepublica
Jose Senepo
h

Lula da Silva dijo desde el funeral de su nieto en Sao Paulo que por la memoria del menor demostrará a la justicia de Brasil su inocencia.

EL expresidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva salió este sábado de prisión temporalmente para asistir al velatorio de su nieto Arthur, quien falleció el último viernes 01 de marzo a los siete años producto de una meningitis.

Hasta el funeral del menor en Sao Paulo acudieron parientes, amigos cercanos y líderes políticos como Dilma Rousseff y Fernando Haddad, además de cientos de simpatizantes del exmandatario, según reconoció la agencia AFP.

PUEDES VER Lula: Demostraré mi inocencia para honrar a mi nieto

Lula da Silva, quien purga 12 años de prisión en Brasil por el delito de corrupción debido al escándalo del caso Petrobrás, salió de la cárcel de Curitiba a las 7 de la mañana y continuó en helicóptero hasta el aeropuerto de la ciudad de Brasilia, allí tomó un avión hasta Sao Paulo en un vuelo cedido por el Gobierno del Estado de Paraná.

En Sao Paulo, Brasil, centenares de personas esperaban la llegada del expresidente Lula da Silva, quien ante la prensa dijo que iba a demostrar por la memoria de su nieto Arhur que el juez Sergio Moro, quien lo condenó a 9 años de prisión en primera instancia, estaba equivocado sobre su inocencia. 

PUEDES VER Nueva condena para Lula da Silva de más de 12 años por corrupción

En el velorio de Arthur Lula da Silva, el expresidente solo estuvo un poco menos de dos horas. Abandonó el lugar sobre la 1 de la tarde, hora local, y luego de tres horas ya estaba en su celda en Curitiba. "Lula estamos contigo", era lo que le gritaban los simpatizantes.

Esta sería la segunda que Luiz Inacio Lula da Silva abandona por un momento su prisión en  Curitiba. La primera vez fue cuando tuvo que comparecer ante la justicia por el caso de corrupción que se sigue en su contra. Hace pocos meses su defensa pidió otra salida momentánea por la muerte de su hermano, pero la justicia de Brasil se lo negó por "no haber" suficiente logística para su traslado.